Patada va, patada viene: Argentina y Chile protagonizaron una final caliente

El partido tuvo dos tarjetas rojas y discusiones por doquier

Escribe: Redacción de Argentina
lunes 27 junio 2016 05:01 CET

 

Caliente... muy caliente. Hasta los entrenadores se cruzaron en una acalorada discusión. Y como en un clásico, aparecieron las expulsiones por parte del histriónico árbitro brasileño Heber Lopes.

 

 

El que arrancó la “cuenta” de las rojas fue Marcelo Díaz, luego de bajar a la Pulga cuando encaraba hacia el área.
Todo Chile reclamó la roja porque consideraban que no era falta para amonestación; pero como generalmente sucede, la ley de la compensación no tardó en llegar, ya que a los 42 minutos, fue Rojo el que vio la roja...
Antes, un par de choques y varias amarillas más.

 

 

Fuenzalida remató ante la marca de Mascherano que fue al piso e inmediatamente Vidal cae sobre el jugador argentino registrándose otra catarata de reclamos por parte de los dos equipos. Como consecuencia, amarilla para ambos futbolistas.
Alexis Sánchez con Gabriel Mercado fue otra de las “parejas” que tuvieron sus roces durante el partido.

 

 

En el final del primer tiempo fue el banco de suplentes argentino el que se quejó con el árbitro. En especial Facundo Roncaglia, al grito de “no seas cagón” para que el árbitro le mostrara también tarjeta a los chilenos.

 

 

En el complemento, los ánimos parecían calmados, pero dos faltas de Beausejour detonó la protesta para el árbitro. Y si fuera poco, ya sobre el final del suplementario, una nueva “rosca” entre los jugadores, encabezadando la historia para Chile, Gary Medel.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información