Francia envía a los campeones del mundo de vuelta a casa

Con un doblete de Griezmann, Francia vence 2-0 a la selección de Alemania y se clasifica para la final de su Eurocopa del próximo domingo.

Escribe: Redacción de Guatemala
jueves 07 julio 2016 23:27 CET

Una semifinal totalmente diferente a la del Portugal-Gales se pudo ver este jueves, a pesar de tener el mismo resultado, el nivel de juego fue más alto en el Alemania-Francia, además a diferencia de Gales, Alemania peleo hasta el final.

 

El  primer tiempo fue casi todo para Alemania, tuvieron una gran posesión del balón y fueron más peligrosos, pero Lloris salvó al cuadro francés en varias ocasiones. Francia que casi no mostraba nada en la ofensiva, tuvo un gran cierre de los primeros `45 minutos, que servirían para encontrar un penal claro por mano en el área de Schweinsteiger. Griezmann sería el encargado de convertir la pena máxima en el tiempo añadido, el gol fue un baldazo de agua fría para los teutones. A pesar de no merecerlo, los locales conseguían la ventaja.

 

Para la segunda parte Alemania salió con todo para intentar la remontada, pero Francia arropada por su público, había ganado confianza tras el gol del delantero atlético. El partido se mantenía balanceado y sin un equipo que generará más peligro que el otro, hasta que Paul Pogba de gran partido, robó un balón a Kimmich en territorio alemán y tras una jugada personal envió un centro que Neuer no pudo sostener y que Griezmann solo tuvo que empujar para poner el 2-0 en el minuto `72. Con este, han sido muchos los goles que ha encajado Manuel Neuer tras un error suyo, que para ser el mejor portero del mundo según algunos, tiene muchos errores con frecuencia.

 

El final del encuentro se convertiría arremetidas alemanas, Francia tuvo algún contragolpe que no supo manejar. Lloris se convirtió en héroe tras sacar un cabezazo que se dirigía hacia el fondo de su arco. Low dio ingreso a Sané y Gotze muy tarde en el encuentro, no se entiende como Emre Can puede estar antes en las jerarquías que el anotador del gol que valió el Mundial, y que además cuenta con un gran talento. Nada pudo hacer Alemania para darle vuelta al marcador, pero cabe remarcar su actitud, que siempre fue ir al frente y no rendirse.

 

De esta forma, Francia se clasifica a la tercera final de su historia, donde se enfrentará a la Portugal de Cristiano Ronaldo. Buscarán conseguir el pleno de finales, ya que ganaron las dos primeras. Sin duda, serán favoritos por ser anfitriones, pero también por contar con más figuras y mejores jugadores línea por línea, apartando a Cristiano claro está. Mientras que Alemania tendrá que regresar a casa tras un torneo aceptable, que a pesar de quedarse muy cerca del título, siguen demostrando que son la selección más constante del mundo en los últimos 20 años.

 

(*)Redacción por Fernando Villalobos

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información