Ezequiel Barco, la promesa que se robó todos los aplausos en Independiente

El joven jugador del Rojo firmó varios autógrafos tras el encuentro contra Aldosivi

Escribe: Redacción de Argentina
domingo 24 julio 2016 02:26 CET

Por Leo Schwarz

 

La exigencia del hincha de Independiente, a lo largo de la historia, motivó al nacimiento del “paladar negro”, un mote que se sostuvo con el paso del tiempo. Porque si bien la adquisición de títulos mermó de forma drástica, aún perdura la tendencia de pedir siempre un poco más. En ese contexto, el sector Erico fue el que generalmente se caracterizó por reunir a los hinchas que peinan canas y que aún siguen reclamando por equipos vistosos que generen vueltas olímpicas, por lo que este sábado hubo lugar para las sorpresas pese a la derrota: desde la mencionada platea, en el segundo tiempo ante Aldosivi bajó una lluvia de aplausos que fueron dirigidos a Ezequiel Barco, un pibe de 17 años que está dando sus primeros pasos con el plantel profesional.

 


En el receso, los simpatizantes del Rojo empezaron a familiarizarse con ese nombre, teniendo en cuenta que Gabriel Milito lo llevó de la Sexta División a Primera sin escalas. Jugó algunos amistosos y ayer ingresó en el complemento con el equipo en desventaja. Pero la derrota parcial no le pesó: mostró su gran jerarquía, agarrando la pelota en cada ataque y esquivando rivales con una facilidad llamativa. Esa técnica envidiable del chico nacido en Villa Gobernador Gálvez (Santa Fe) provocó que varios rivales fueran a buscarlo con excesiva violencia, pero nunca pudieron amedrentarlo. Así, en apenas 20 minutos se robó aplausos y firmó los primeros autógrafos.

 

Foto: gentileza Fernando Chelotti

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información