Alcácer y André Gomes (y su precio) generan mal rollo en el vestuario

Los jugadores del Barça no entienden que no haya dinero para las renovaciones y sí para gastarlo alegremente en fichajes que no juegan.

En el vestuario del FC Barcelona existe un creciente malestar entre los jugadores, especialmente entre los que acaban de firmar su renovación y los que están negociándola, por las dificultades económicas que encuentran en el club para recompensarles a la altura del rendimiento deportivo que están ofreciendo mientras se tira el dinero en fichajes que ni mejoran el nivel medio de la plantilla y ni siquiera merecen ser titulares en el primer equipo. Entre esos fichajes inexplicables están André Gomes (35+15 millones) y Paco Alcácer (35 millones)

 

Los jugadores no entienden que, teniendo a Sandro y a Munir en la plantilla a coste cero, el club se haya desembarazado de ambos para fichar a Alcácer por 35 millones. De hecho no ven grandes diferencias entre el ex valencianista y los dos jugadores que abandonaron el club a la fuerza este verano. Y menos se entiende todavía la llegada de André Gomes, a quien Luis enrique no se atreve a dar galones de titular a pesar de las lesiones que están asolando a la parcela del centro del campo del equipo.

 

85 millones millones tirados de forma alegre mientras la directiva regatea a los jugadores las renovaciones de sus contratos aduciendo que no hay dinero.