Sergio Ramos y Piqué la lían en los vestuarios del Bernabéu tras su cruce de palabras en el césped

Enfrentamiento abierto entre ambos en el Clásico

Hay lío. Sergio Ramos y Gerard Piqué no se cortaron un pelo en el terreno de juego y dejaron en evidencia la guerra abierta que existe entre ambos, más allá de lo que luego digan cuando están con la Selección. 

 

 

Ramos fue expulsado y acto seguido se encaró con Piqué. "Ahora habla", le dijo el de Camas al catalán haciendo referencia a las quejas del catalán sobre los árbitros. El jugador del Madrid se fue aplaudiendo del terreno de juego, pero la cosa no acabó ahí. 

 

Una vez terminado el partido ambos se encontraron en el vestuario del Bernabéu, y hubo intercambio de palabras. La relación entre los dos está ahora más tensa que nunca.