Griezmann, líder de una 'desbandada' en el Atlético (Simeone se fue a por él en el vestuario)

El francés y el técnico argentino, los dos jugadores más señalados dentro de un pésimo equipo rojiblanco en el Berbabéu.

Desastre. El Atlético de Madrid acudía al Bernabéu con la esperanza de que ésta vez sí, al fin, después de tres intentos, tocase tumbar al gran rival de la ciudad en Europa. Sin embargo, los colchoneros se marcharon del estadio del Real Madrid con el rabo entre las piernas. Nada funcionó en el medido plan del Cholo Simeone, barrido una vez más desde la pizarra por Zinedine Zidane. En uno de los peores encuentros de esta temporada de los rojiblancos, el Atlético fue todo lo que no puede ser cuando se enfrenta al Real, si es que quiere ganar: un equipo fallón en la presión, tímido en los balones divididos, poco contundente en la medular y nada implacable defendiendo.

 

 

Si en algo se basó el Atlético de la era Simeone a la hora de igualarse o superar al Real Madrid siempre fue en actitud, intensidad, garra y astucia. Nada de eso tuvo este miércoles. Con orden, determinación y tirando de su mayor capacidad técnica y profundidad de banquillo, al equipo local le bastó con dominar el medio, sentirse cómodo con la posesión y estar muy atento en la fase defensiva para anular a los rojiblancos. Ser certero en el gol fue la guinda al pastel. Probablemente es un palo más duro que los demás para el Cholo aunque él no lo sepa, porque a diferencia de sus anteriores derrotas europeas contra los blancos, ésta lanza el mensaje de que la fórmula del argentino hace tiempo que tocó techo y ya empieza a trazar una curva descendente. Ni esta plantilla ni su pizarra dan ya para alcanzar cotas más altas que las que se alcanzaron. O eso parece.

 

Griezmann y Simeone

 

Griezmann. Y si este es el 'feeling' que desprende el primero de los dos derbis madrileños que cerrarán esta temporada europea antes de la final de Cardiff, el otro huele a despedidas. Y es que algunos ya empiezan a cuestionar seriamente que, según quiénes, en el Atlético este durísimo varapalo no tenga consecuencias. Contó el periodista Manolo Lama, de la Cadena COPE, después del encuentro, que al 'Principito' tuvieron que consolarle el Cholo y el Mono Burgos al acabar el partido. Simeone se fue a por el francés, quizás consciente de lo que puede suceder con esta derrota. Los rumores sobre su salida del Atlético ya eran insoportables, pero ahora se multiplican por mil. "No sé qué se le pasará la cabeza. Puede marcar su futuro", reflexionaba el citado periodista.

 

La amenaza de 'desbandada' es real. Durante años, el Atlético de Madrid se ha 'plegado' al Cholo Simeone como único camino posible para el éxito. Y su caída dejará un poso de vacío imposible de cubrir a corto plazo. Cada vez es más posible que el argentino comprenda que todo lo que sea quedarse puede suponer 'manchar' su fantástico historial en el banquillo colchonero que seguir sacándole brillo. Y en cuanto eso suceda, o en cuanto el líder y la máxima estrella del equipo echen a volar, el 'run-run' de que les sigan otros será una realidad. Carrasco parece estar con un pie fuera del club. Jan Oblak suena como sustituto de De Gea en el United, y Koke y Saúl son dos piezas muy codiciadas en el mercado. Es un momento delicado para la entidad.