El primer 'enemigo' de James Rodríguez en el Bayern de Múnich de Ancelotti

El colombiano disfrutó como hacía mucho que no se le veía.

James Rodríguez fue presentado como nuevo jugador del Bayern de Múnich para las dos próximas temporadas. El colombiano, cedido por el Real Madrid después de que los blancos no encontrasen fórmulas que se adecuasen a sus pretensiones para desprenderse de él totalmente, estará a préstamo en el conjunto alemán, que se reserva una opción de compra por 60 millones de Euros llegado el momento. Se trata, sin duda, de una gran noticia para todas las partes. El mediapunta necesitaba salir del Madrid, Zidane no contaba con él y su futuro se había enquistado.

 

Hacía tiempo que no se veía a James tan sonriente como este miércoles en su presentación con el equipo bávaro. Aunque se ha dejado la puerta entreabierta para volver algún día al Real, afirmó estar comprometido con su nuevo equipo y dijo que deseaba “hacer historia” en el club germano. Desde luego, su llegada ha levantado una gran expectación, tanto en la prensa como entre la afición del Bayern, que considera a Rodríguez un estupendo fichaje que eleva el nivel de la plantilla.

 

Lo que seguramente no esperaba James Rodríguez es que los hinchas de su país aprovechasen la coyuntura para ‘sentenciar’ al que ya es uno de sus nuevos compañeros de vestuario: Arjen Robben. Resulta que el ex madridista no puede llevar el número ‘10’ en el Bayern porque es propiedad del veterano holandés, sino que jugará con el ‘11’. Pues bien: ni cortos ni perezosos, los fans colombianos llegaron el Instagram del futbolista ‘Orange’ de comentarios desagradables e incluso algún insulto.

 

 

😀💪🏻⚽️

Una publicación compartida de Arjen Robben (@arjenrobben) el

 

Veremos cómo encaja James en un once que sufrirá variantes el próximo curso con total seguridad. Ancelotti ha perdido a Xabi Alonso en la medular, y también acaba de dejar salir a Douglas Costa. Con James, el equipo gana en verticalidad y rapidez arriba, algo que le había faltado en los últimos tiempos.