El 'Top Secret' de la fuga de Neymar que deja KO al Barça (y llega a oídos de Florentino Pérez)

En el Real Madrid están muy atentos a todo lo que está pasando en el Barça.

La marcha de Neymar del Barça rumbo al PSG era un secreto a voces desde hace días, pero a pesar de ello está sorprendiendo la forma en la que se están desarrollando las cosas en el seno del club azulgrana. Sobre todo, la errática gestión que ha llevado a cabo el Barcelona como entidad, con declaraciones contradictorias, falta de un liderazgo en el discurso oficial y con jugadores como Gerard Piqué haciendo la guerra por su cuenta. Pase lo que pase a partir de ahora, ingrese el Barça 222 millones o los que sean, y se fiche a quien se fiche, la imagen del club ante sus aficionados ha quedado visiblemente erosionada.

 

Todo esto lo están siguiendo con mucha atención en un Real Madrid que respira hondo. Los resultados de la pretemporada puede que no hayan sido buenos para los de Zidane, pero el rumbo tanto deportivo como institucional que tomó hace tiempo la entidad madridista nada tiene que ver con el que, parece, lleva tiempo encaminando al Barça a la senda del caos. Florentino Pérez, que en su día ya confesó que nunca tuvo claro el fichaje de Neymar por el dinero que le pidieron por el brasileño y el entorno que éste traía consigo, se lo veía venir: un futbolista como el carioca será muy bueno, pero a la larga trae más problemas que alegrías.

 

Neymar

 

Por otro lado, el futuro post Neymar apunta más gris de lo que muchos piensan, o al menos eso es lo que le llega al mandatario, cuya amistad con el presidente del PSG, Nasser Al-Khelaifi, es bien conocida. Piensan en Barcelona que ahora que todos saben que 'Ney' se marcha al PSG los parisinos se verán obligados a meter en la operación a futbolistas como Di María o Verratti, pero la realidad es que los franceses sólo 'soltarán' a quienes les interese soltar. Y eso pasa únicamente por el ex madridista.

 

Un Di María que tiene muchas opciones de vestir de azulgrana, sí, y probablemente será una imagen que escocerá un poco al madridismo. Pero para nada fichar a Neymar supondrá que el PSG varíe su visión del caso Verratti con el Barça. El italiano, en principio, no se mueve de la capital francesa. Y el cambio de Neymar por Di María no mejora al equipo azulgrana, sino todo lo contrario. Con la imnensa mayoría de grandes cracks del viejo Continente o ya colocados en otros equipos, o con su destino enfilado (véase Mbappé con el propio Real), lo cierto es que el Barcelona puede acabar 'comiéndose' esos 222 millones sin alternativas reales de futuro.

 

El primer paso del culebrón ya ha terminado. Ahora empieza el segundo... y en Madrid toman asiento. Lo peor que puede pasar es que su rival se refuerce razonablemente bien, pero la herida es importante pase lo que pase.