La salvajada que el Barça pone sobre la mesa por un fichaje de urgencia

La entidad azulgrana necesita concretar la llegada de nuevos refuerzos

Al Barça le urge cerrar la llegada de un fichaje que, realmente, pueda devolverles la ilusión a sus aficionados. Sobre todo, tras el varapalo de la Supercopa de España. El Real Madrid no sólo fue capaz de imponerse con contundencia a los azulgrana, sino que les dejó además con una más que preocupante sensación de impotencia. El Liverpool sabe muy bien que el club que preside Josep Maria Bartomeu necesita imperiosamente un golpe de efecto. Y, por supuesto, piensa sacar tajada.

 

La entidad británica ha lanzado un ultimatum. Si el Barça quiere fichar a Coutinho, tendrá que poner 130 millones de euros sobre la mesa. Y, tal y como están las cosas, al club azulgrana no le está quedando más remedio que aceptar las exigencias del conjunto red para hacerse con un futbolista a quien consideran primordial para afrontar la etapa post Neymar. En estos momentos, su incorporación se contempla como la mejor manera de superar una fase tremendamente delicada para los barcelonistas.