El jugador del Real Madrid que pide su salida antes del 31 de agosto

Zidane tiene un nuevo lío en el vestuario blanco

No va más. El partido contra el Valencia confirmó lo que era un secreto a voces en el Real Madrid: Zidane no cuenta con Marcos Llorente.

 

Con Casemiro ejerciendo de central, el relevo natural del brasileño en el equipo era y es Marcos Llorente. No jugó.

 

Fuentes del Real avisan que entre Zinedine y Llorente hay cierta tirantez, mal rollo, que viene de sus día en el Castilla: entrenador y jugador prácticamente no se hablan fuera de lo esencial.

 

Una realidad que no escapa a Marcos que ha pedido su marcha del Real antes del cierre de mercado.

 

Llorente no quiere ser comparsa en un Madrid en el que no tiene sitio ni cuando su posición natural en el campo queda liberada.

 

El jugador, que ha recibido más de 30 ofertas este verano, tiene donde elegir.