Sergio Ramos la lía con una 'rajada' tras caer ante el Betis (y apunta al Barça)

El central fue uno de los futbolistas que dio la cara en zona mixta tras la derrota del Real Madrid ante el Betis.

El gol de Sanabria en el minuto 94 y en el Santiago Bernabéu dio la victoria al Betis sobre el Real Madrid y, lo cierto, es que ha incendiado la Liga cuando ni tan siquiera hemos llegado al mes de octubre. Aunque es verdad que queda prácticamente toda la temporada por delante, siete puntos de diferencia ya entre los blancos y el Barcelona se antojan complicados de levantar, viendo el ratio de puntuación que los dos grandes del fútbol español suelen mantener curso tras curso de forma media.

 

Tras la conquista de las dos Supercopas, nadie se esperaba que el Real Madrid sufriese una crisis semejante en tan poco tiempo, y menos con los recursos, tanto en equipo titular como en plantilla, que Zinedine Zidane sigue teniendo a su disposición. Es evidente que el grupo no está ofreciendo un buen rendimiento, y toca hacer autocrítica. Y precisamente de eso sabe un poco Sergio Ramos. El capitán del Real Madrid fue, como era de esperar, de los pocos pesos pesados que salieron a hablar con los periodistas tras el triunfo bético en el Bernabéu. El central no se mordió la lengua y lanzó varias reflexiones al aire que bien valen como 'regañinas' hacia sus compañeros.

 

Ramos fue totalmente sincero cuando se le habló de crisis, de mal momento y de si hay motivo para preocuparse:"Es un comienzo jodido, para preocuparte, es alarmante", excalmó, refiriéndose sobre todo a los partidos que el Real está jugando, y muy mal, en casa. Además, discrepó con Casemiro, quien había tachado de falta de inteligencia la actitud del equipo yéndose a buscar la victoria de forma alocada en los últimos minutos del choque, algo que descompensó al conjunto atrás y provocó el gol del Betis: "Es respetable la opinión de todos. En casa y delante de nuestra afición hay que buscar la victoria, solo vale ganar. Me voy con la conciencia tranquila. El resultado no ha acompañado. Es un capitulo del libro pero no el final del libro".

 

Betis

 

Uno de los temas de los que más se está hablando en este inicio de Liga está siendo el arbitral. Una vez más, se reclamaron dos penas máximas a favor del Real, no señaladas por Mateu Lahoz. El capitán blanco no quiso excusarse en el colegiado, aunque dejó bastante clara su postura sobre el estilo de arbitraje que suele sufrir el equipo blanco y lanzó un pequeño 'dardo' dirigido hacia el Barça: "Cuanto más hablemos de los árbitros, peor. Hay que tener respeto al colegiado, no va a cambiar el resultado ni ganar puntos. Es peor darles más protagonismo. Pitarle al Madrid es muy complicado, siempre tiene un plus de dificultad. Es más fácil pitarle un penalti a favor a un equipo que no sea el Madrid. Si hubiéramos metido tres goles no lamentaríamos nada", dijo.

 

Tras pasar por el vestuario, Sergio hizo bastante claro el sentir que se respira dentro de la caseta merengue, donde hubo tensión (positiva, pero seria) por lo sucedido. Tras el verano que ha sufrido el Barcelona, es un error garrafal haber dejado que los azulgrana hayan tomado no sólo ventaja, sino moral después de perder la Supercopa y de cara al resto de la temporada: "Todavía queda mucho. Hay que hacer autocrítica y, a partir de ahí, pasar página y pensar en el siguiente partido. Siempre se puede mejorar. En eso estamos. Hemos remontado ligas con distancias mayores. Queda mucho en juego. Hay que pasar página y pensar en la siguiente", finalizó.