¿Puede llegar el hijo de Donald Trump a ser una estrella de la MLS?

Curiosa historia la de Barron Trump, que practica un deporte de segunda fila en Estados Unidos.

Pocos saben que el hijo del Presidente de los Estados Unidos, Barron Trump, de sólo 11 años de edad, se dedica a un deporte que muy pocos adivinarían. No juega al béisbol, ni al baloncesto, ni tan siquiera al Hockey sobre hielo. Barron juega al fútbol (o al Soccer, según dicen los americanos) y va camino de convertirse en toda una estrella de la Major League Soccer.

 

Según medios como Univision, Barron acaba de ingresar en la Academia de uno de los equipos más históricos y prestigiosos del país, el DC United. Al parecer es centrocampista, porta el dorsal número 81 y ya lleva algunos partidos en su haber con el equipo sub 12 de la citada franquicia. El gusto de Barron por el fútbol ya se vislumbró hace algún tiempo, cuando se difundió en Internet un vídeo en el que aparecía jugando en la Casa Blanca, ataviado con una camiseta del Arsenal.

 

 

Hasta ahora, el hijo pequeño de Donald Trump había sido objeto de persecución mediática por ser quién es, e incluso se ha llegado a hablar de Bullying y de cierta mofa hacia él, a pesar de ser todavía pequeño. Ahora, su figura cobra notoriedad por otro aspecto, y sin duda muy curioso. Sobre él pesará también en el fútbol ser hijo de quien es, ya que siempre se dirá que juega porque lo imponen. Pero lo cierto es que cuentan que tiene muy buenas condiciones.

 

¿Será Barron Trump una futura estrella de la MLS y, quién sabe, del fútbol mundial? Habrá que esperar y estar atentos a ello en los próximos años para comprobarlo. En cualquier caso, por ahora ya es famoso cuando aún juega en juveniles.