A Diego Cocca le pusieron un plazo para encontrar el rumbo de Racing

Tras dialogar con Blanco, al DT le dieron dos partidos más, y si no revierte la situación su futuro estará lejos de Avellaneda

 

Diego Cocca, al igual que el resto de sus colegas, es rehén de los resultados. En su primer ciclo en Racing no tenía el consenso de la gente, que posteriormente lo puso en un pedestal cuando se consagró campeón en 2014.

 

 

Pero en la actualidad nuevamente empezó a perder crédito, a tal punto que este martes mantuvo una reunión con Víctor Blanco. ¿De qué hablaron? De la importancia de los próximos dos encuentros (Boca e Independiente), que definirían el futuro del DT, porque si bien el presidente no lo echaría, le pediría “un gesto” y que se fuera si no sale ileso de ambos clásicos.

 

 

En la parte celeste y blanca de Avellaneda prefieren moverse con cautela. La dirigencia sabe que cada decisión podría resultar un paso en falso pensando en las elecciones, que serán en diciembre. Por eso no quieren tomar una resolución brusca con el entrenador, pero saben que su estadía cada vez es más corta.

 

 

La Academia, lejos del Xeneize en la Superliga y fuera de la Copa Argentina, apuntaba todos sus cañones a la Sudamericana, pero Libertad le dio un nuevo cachetazo y complicó la continuidad de Cocca.

 

 

Para colmo, además de los pobres rendimientos, el técnico tiene que convivir con otras cuestiones traumáticas como la relación con el plantel, que se desgasta cada vez más por una fuerte interna entre el DT y Lisandro López, el líder del vestuario en la Academia.

 

 

En consecuencia, sin el apoyo total de la hinchada, con poco respaldo de los dirigentes y sin el afecto pleno de sus dirigidos, Cocca tiene en claro que sólo los éxitos deportivos le permitirán seguir luciendo el buzo de entrenador...