El Rojo no tuvo una mañana libre

En un amistoso, ganó con goles de Meza y el Burrito Martínez

Se acerca la hora de la verdad para Independiente. Si bien en el almanaque de sus hinchas están marcados con una fibra los días martes 21 y 28 de noviembre, por tratarse de las fechas de las semifinales de Copa Sudamericana frente a Libertad, antes de la ida en Paraguay y previo a la revancha en Avellaneda, hay dos partidos a los que la gente no quiere renunciar por nada del mundo: el clásico con River, a la larga el primer desafío oficial que tiene el equipo de Ariel Holan, y la visita nada menos que a la cancha de Racing.


La condición de prioritario del torneo continental llevará al entrenador a guardar a algunos futbolistas en los duelos de la Superliga, aunque eso no implica que termine poniendo en cancha una formación suplente.


Pensando en la reanudación del certamen local, Independiente afrontó un amistoso en el Libertadores de América frente a un Combinado de Futbolistas Libres, imponiéndose 2-0 con goles de Maxi Meza (no deja de mojar ni en los juegos preparatorios) y Juan Manuel Martínez.

 

Con mucho cuidado
Holan decidió mover a sus dirigidos con un amistoso, pero sin exigirles un esfuerzo que después pueda terminar lamentando con alguna lesión. Por eso el equipo logró una rápida diferencia en la primera etapa (se jugaron dos tiempos de 30 minutos) y después se dedicó a regular.


Sin los uruguayos Martín Campaña y Gastón Silva, afectados a su selección ni Ezequiel Barco, sparring de la Argentina, el Rojo formó con: Gonzalo Rehak, Gonzalo Asís, Alan Franco, Fernando Amorebieta y Nicolás Tagliafico; Diego Rodríguez y Maxi Meza; Juan Manuel Martínez, Martín Benítez y Juan Sánchez Miño; Emmanuel Gigliotti.


Para el segundo período, el DT conformó el doble cinco con Rodríguez y Nery Domínguez, que reemplazó a Meza a la vez que ubicó a Domingo Blanco en lugar de Sánchez Miño.

 


Previamente, los suplentes fueron más profundos y ambiciosos, estableciendo un categórico 4 a 0 con anotaciones de Gastón Togni, Leandro Fernández en dos oportunidades y Jonás Gutiérrez.