“La barra de River es un desastre”

Alan Schlenker no anduvo con vueltas y aseguró que cuando él estaba no había robos como ahora

 

A pesar de encontrarse completamente desvinculado de la barra de River, Alan Schlenker está atento a todo lo que se vive en el mundo Millonario, tanto en lo futbolístico como lo que sucede en las tribunas.

 

 

Y a la hora de referirse a los que ahora la “copan”, como los principales integrantes de la hinchada, fue durísimo y disparó con munición gruesa. “Los hinchas que manejan ahora la barra son un desastre, la gente que va a la tribuna se queja porque les viven robando, no los cuidan. Volvieron los pungas a la tribuna. En todos los años, bajo mi gestión al frente de la barra, de local, en el Monumental no hubo nunca ningún incidente. Todo era fiesta, bombos canciones, fuegos artificiales, folklore. Además montaron un negocio de reventa en complicidad con la dirigencia y la policía. De visitante, nosotros cuidábamos a la gente, éramos los primeros en llegar, los últimos en irse y si nos venían a provocar nos peleábamos. Siempre me definí como un peleador, no éramos violentos, ni queríamos hacer quilombos porque sí. Si nos venían a buscar, me sacaba el cinturón y me peleaba. Nunca tenía en mi poder armas. Siempre era en defensa propia y en defensa de la gente, cada vez que jugábamos de visitante. Todas las hinchadas siempre tuvieron problemas jugando afuera".