¡Batacazo! Racing frenó el invicto de Boca en La Bombonera

La Academia, que viene mal, venció al puntero de la Superliga a domicilio

 

Apurado y tranquilo. Como las dos caras de la comedia, el partido entre Boca y Racing se presentó así. Apurado: el local; tranquilo: la visita. Y, como es lógico pensar, el que buscó con paciencia trabajar el resultado del encuentro, se llevó el premio mayor, más allá de merecimientos.

 

 

Y el apurado, el que pensó que podía ganar el partido en los primeros diez minutos de juego, sin “trabajarlo”, fue Boca. Que estuvo lejos de su mejor rendimiento. Lo mismo para Racing... Nada extraordinario, pero la Academia aprovechó esa mala tarde-noche en la Bombonera, y se llevó una victoria que fue bien conseguida en la ofensiva, y muy bien defendida cuando el protagonismo le tocó todo al local.

 

 

Tres contras tuvo Racing en el primer tiempo denunciando que el mediocampo xeneize no estaba bien aceitado. Nández y Pérez dejaron muy solo a Barrios y la experiencia Espinoza no resultó, porque como Pavón, el delantero no tuvo un buen partido y colaboró poco en el medio.

 

 

Por eso Racing tuvo grandes huecos que supo explotar por medio de un jugador de otra categoría como Lautaro Martínez. Él fue quien llevó a Racing a la victoria, en un cotejo que debe tener un párrafo para el árbitro Darío Herrera que nunca supo dirigir un clásico que se hizo caliente, por su opaca actuación.

 

 

Al fin y al cabo, Martínez aprovechó esos espacios vacíos entre volantes y defensores y puso el uno a cero. Boca encontró rápidamente el empate tras un penal de Barbieri a Nández, que Benedetto canjeó por gol.

 

 

Parecía que todo podía encaminarse para Boca. Acabar el primer tiempo empatado no era mal negocio. Todos pensamos que en el segundo tiempo el local se iba a imponer. Pero pasó todo lo contrario.

 

 

Mientras Boca salió con apuro, sin pausa para pensar, Racing se cerró muy bien atrás y volvió a explotar lo que mejor le salió: la contra.

 

 

Y una nueva contra encabezada por Martínez, dejó a Solari sólo frente a Rossi para establecer el dos a uno que posteriormente sería el resultado final.

 

 

Boca cayó de local, con más pelea que ideas. Dejó el invicto y mostró en sus “seleccionados” un cansancio extremo. Algo que deberá ser analizado por el CT xeneize. ¿Racing? Feliz de la vida...

 

 

BOCA 1
RACING 2

 

12 A. Rossi (4)
-
29 L. Jara (4)
6 L. Magallán (6)
2 P. Goltz (4)
18 F. Fabra (4)
-
15 N. Nández (5)
16 W. Barrios (5)
8 P. Pérez (6)
-
11 C. Espinoza (4)
9 D. Benedetto (5)
7 C. Pavón (4)

 

Suplentes: 1-G. Sara, 27-S. Vergini, 22-O. Benítez y 20-G. Maroni.
DT: Guillermo Barros Schelotto.

 


1 J. Musso (7)
-
26 R. Saravia (5)
14 S. Vittor (6)
6 M. Barbieri (4)
23 A. Soto (5)
-
18 A. Solari (6)
5 E. Arévalo González (6)
8 D. González (5)
11 A. Ibargüen (4)

32 E. Triverio (5)
10 L. Martínez (8)

 

Suplentes: 13-J. García, 24-J. Patiño, 17-M. Ojeda y 27-M. Cuadra.
DT: Diego Cocca.

 

Cambios: En Boca: ST 4-G. Peruzzi por Jara, 16m ST 30-A. Bouzat por Espinoza y 37m ST 19-W. Bou por Benedetto. En Racing: 29m ST 19-B. Mansilla por Ibargüen, 38m ST 28-M. Zaracho por Solari y 43m ST 16-M. Meli por González.
Goles en el primer tiempo: 36m Martínez (R) y 39m Benedetto (B) de penal.
Gol en el segundo tiempo: 8m Solari (R)
Árbitro: Darío Herrera (2)
Asistentes: Gustavo Rossi y Sergio Zoratti.
Estadio: Alberto J. Armando.
Público: 45.000.