Wanchope empieza a despedirse de Huracán

Se confirmó el desgarro y, aunque Ábila quiere jugar el último partido, es muy difícil que llegue en condiciones



Ramón Ábila, casi con seguridad, pudo haber jugado el lunes sus últimos minutos en Huracán en esta segunda etapa en el club. Luego de los estudios médicos que se realizó a primera hora, se confirmó que la lesión que lo hizo salir ante Vélez antes de los 10 minutos, es un desgarro grado 2 en su aductor derecho.

 

 

Según el doctor del plantel, Fernando Locaso, Wanchope tendrá para “20 o 21 días de recuperación, que es lo normal para estos casos”, aunque aclaró que “se lo evaluará en estas 48 o 72 horas y ahí veremos, porue él quería despedirse jugando”.

 

 

Si bien abrió una luz de esperanza para que el goleador al menos esté en el último partido del año, ante Belgrano en Córdoba el viernes 8 (faltan 18 días), el propio Ábila se encargó de manifestar que “lo normal serían 21 días. Vamos a intentar despedirnos dentro de la cancha, es la idea, uno no se imagina terminar así, uno está ilusionado con jugar porque la gente me demuestra mucho cariño y uno se lo quiero devolver dentro de la cancha. Esperemos que se pueda cumplir mi etapa jugando, pero es difícil”.

 

 

Wanchope, recordemos, en enero se sumará a Boca, tal como ya estaba estipulado en el contrato, donde lo esperan con los brazos más abiertos que nunca tras la rotura de ligamentos de Darío Benedetto. Sobre el momento de la lesión en sí, el artillero del Globo manfiestó: “No sabía qué era porque nunca me había desgarrado, pero sentí que se desprendió algo, y no podía seguir caminando”.