Para Gallardo, el “enemigo” siempre está fuera del club...

El Muñeco señaló que “somos los mejor armados del fútbol argentino”

Marcelo Gallardo sabe que a pesar de haber salido de la mala racha ante Unión, el miércoles, la lupa se encuentra permanentemente enfocada en su trabajo y el de sus jugadores, lo que muchas veces genera comentarios que no son positivos para las pretensiones de un equipo que permanentemente necesita ganar. Esto, en parte, molesta el DT pero se siente capacitado para superarlo. Al respecto, en diálogo con radio Continental, dijo: “Cuando quieren desestabilizar de afuera me da mucha bronca, pero a nosotros no hace más que fortalecernos”. También dijo: “Mi continuidad como DT tiene que ver con un sentido de pertenencia absoluta”.


Además reconoció que a pesar de estar lejos de Boca en el liderazgo de la Superliga, no tiene que envidiarle nivel al elenco de Guillermo Barros Schelotto. “En el campeonato estamos lejos porque hemos perdido puntos, pero si nos medimos con Boca estamos muy parejos. Somos los mejor armados del fútbol argentino. Venimos padeciendo una secuencia continua de lesiones y suspensiones, no es una excusa, pero a la larga termina pesando. Vivimos dos semanas complicadas, es normal que después de una desilusión pasen estas cosas”, aseguró el Muñeco.


La espina de la Copa Libertadores perdida en la semifinal con Lanús aún le sigue molestando al entrenador, quien dejó en claro que “el objetivo principal para nosotros este semestre era la Copa Libertadores, pero nos quedamos en la puerta. Eso genera una desilusión, y de eso hay que recuperarse; estamos transitando ese camino. Jugar finales siempre motiva, no es fácil llegar, y nosotros estuvimos a punto de jugar dos. Por eso hay que ser bastante equilibrados también cuando hacemos un análisis de lo que sucedió y de las cosas que se dicen. El primer semestre nuestro en 2014 nos permitió llegar a la final de la Sudamericana y pelear el torneo local, pero llegó un momento en que tuvimos que apostar. Yo quería ganar la Copa”.

 

Por último, el DT volvió a destacar el triunfo ante Unión en el Monumental y la oportunidad ganada por parte de Enrique Bologna para ser el nuevo dueño del arco millonario: “Enfrentamos a un rival complicado en un día raro, temprano. Lo importante era ganar y cortar la racha, algo que afortunadamente se nos dio. La ausencia de Batalla es una cuestión de competencia. La convivencia grupal es muy buena. No hay que creer en lo que se dice sobre supuestas peleas internas. Bologna respondió bien y va a seguir teniendo la posibilidad y el respaldo hasta que me demuestre lo contrario. Tiene su chance. De todos modos no quiero que se crea que dejo de confiar en los otros”, finalizó.