Alcanzó un nuevo inMessionante récord

Consiguió la Bota de Oro por cuarta vez y se transformó en el único futbolista en la historia que, además, tiene en su haber cinco Balones de Oro

Cuando ya pareciera que no quedan registros por vencer, Lionel Messi se las ingenia para poder seguir siendo noticia y agigantar su leyenda. Es que este viernes se llevó a cabo la entrega de la Bota de Oro al goleador de la temporada pasada y el rosarino, con 37 conquistas, fue galardonado con la distinción, transformándose así en el único futbolista de la historia que, además de quedarse cuatro veces con este trofeo, tiene en su haber cinco Balones de Oro, el premio que entrega la revista France Football.


La ceremonia, organizada por European Sport Media (ESM), se realizó en la sala principal de la Antigua Fábrica Estrella Damm, de Barcelona, y estuvo acompañado por su esposa Antonela Roccuzzo y de su hijo Thiago. También estuvieron presentes sus compañeros Luis Suárez, quien le entregó el galardón, Andrés Iniesta y Sergio Busquets, y el presidente de Barcelona, Josep Maria Bartomeu.


“Siempre dije que los premios individuales vienen de la mano de lo colectivo. Es un premio de todos. Sin ellos yo no hubiese hecho los goles que hice, ni Luis el año pasado, cuando le tocó ganar la Bota de Oro”, destacó el jugador rosarino.


Disfruta
También señaló que nunca se ha considerado “un delantero” al uso y habló de su evolución como futbolista: “Si bien siempre dije que no me consideraba un delantero, tuve la suerte de ir haciendo goles e ir consiguiendo estos premios. Crecí, como afuera del campo, también lo hice adentro. Fui mejorando, acumulando cosas a mi juego, y que cada día disfruto más de ser jugador”.


Misterio
El presentador de la gala ya había avisado que no era el día para hablar del futuro del astro argentino, quien prefirió no hacer declaraciones acerca de la renovación de su contrato. Barcelona anunció, en julio pasado, la renovación hasta 2021 del actual contrato de Messi, que finaliza esta temporada, y el aumento de su cláusula de rescisión hasta los 300 millones de euros. Sin embargo, al día de hoy, sigue sin celebrarse el acto protocolario de la firma, con el que el club pretendía escenificar esa gran noticia para el barcelonismo.


Sobre lo que sí hablo es sobre el hecho de ser suplente. “Siempre que me toca ir al banco se arma revuelo, porque no suelo ir al banco. También lo dije yo, no me gusta estar fuera, sino participar y ayudar desde adentro. Entiendo hoy que el año es largo y que cada día hay que cuidarse más, porque la temporada es dura”, sentenció el rosarino.