El más precoz del mundo: debutó un arquero en la primera con ¡14 años!

Conner Byrne tuvo su momento soñado, al punto tal de que varios clubes europeos ya pusieron los ojos en él

El arquero Conner Byrne, de 14 años, debutó el pasado lunes atajando en Glenavon en el clásico ante Portadown, en un cotejo por el certamen de primer división de Irlanda del Norte provocando admiración por su buena actuación.

 


Byrne defendió el arco de los "blues" de Glenavon ante Portadown en el clásico jugado en la ciudad norirlandesa de Lurgan, cerca de Belfast y su equipo ganó por 2 a 1 avanzando a la final de la Copa Mid-Ulste.

 


"Es fantástico que haya jugado ya con el primer equipo y hay que agradecerle al entrenador Gary Hamilton que haya apostado por la juventud", declaró a los medios el responsable de la academia de fútbol de Glenavon, Ryan Prentice.

 


El joven arquero podría seguir los pasos del legendario meta norirlandés Pat Jennings, quien debutó con 18 años con el Watford inglés y después llegó a ser golero de poderosos equipos ingleses como Arsenal, Tottenham y Everton.

 


Otro ejemplo reciente de precocidad en el arco es el del italiano Gianluigi Donnarumma, internacional con la selección "azzurra" tras debutar con Milan a los 16 años de edad.

 


En Argentina se dio un caso de extrema juventud en el debut en Primera B con Luis Islas en el arco de Chacarita con 16 años recién cumplidos el 13 de febrero de 1982 ante Banfield.

 


Islas luego de jugó en Independiente y atajó en el seleccionado argentino en el mundial de 1994 en Estados Unidos, visitiendo también las casacas de Estudiantes, Newell's, Huracán, Tigre y Atlético de Madrid, entre otros equipos.