“Le quiero pedir disculpas a la gente de Lanús”

José Luis Gómez sigue sufriendo por su error que desencadenó el primer gol de Gremio en La Fortaleza

 

La final de la Libertadores perdida por Lanús a manos de Gremio de Brasil sigue doliendo en el sur y más aún en los futbolistas y el cuerpo técnico del plantel profesional. Esto también afecta de una manera especial a José Luis Gómez, quien producto de una pifia previa al primer gol del conjunto de Porto Alegre le hizo llegar a replantearse de manera llamativa su futuro como futbolista, a pesar de que este jueves se arrepintió de lo dicho. 

 

 

En diálogo con TyC Sports, el joven surgido de Racing había sido claro sobre la posibilidad de retirarse: “Estoy triste y con bronca. Me siento culpable. Se me pasa dejar el fútbol, retirarme. Son equivocaciones que no tenemos que cometer, lo voy a pensar bien”, confesó Gómez, aún con la sangre hirviendo por la derrota.

 

 

Y agregó sobre la acción que terminó en Fernandinho: “Son jugadas rápidas, pasan, me equivoqué y lo pagamos caro. Le quiero pedir disculpas a la gente de Lanús. Esto que digo lo decidí apenas terminó el partido de anoche, pero en frío tomaré una buena decisión”, finalizó.

 

 

Horas después, con mayor tranquilidad, subió una foto junto a sus seres queridos a su cuenta de Instagram con una clara declaración de arrepentimiento: “Esta familia es la que me da fuerzas para seguir”.

 

 

Por su parte, José Sand explicó por qué no se quedó junto a sus compañeros en el campo de juego en la premiación, tras la final perdida: “Me fui porque quería estar solo”, dijo. Y agregó: “Tenía mucha ilusión de ganar esta Copa y fue un momento muy difícil cuando pitó el árbitro porque no estaba en mis planes perder esta final. De todos modos, me siento orgulloso porque jamás me imaginé jugar una final y ser goleador de la Libertadores a los 37 años”.