Sin sorpresas y sin grupo de la muerte

Argentina, con una zona “rara”, intentará levantar la Copa tras 32 largos años

Sensaciones encontradas luego del sorteo mundialista de cara a Rusia 2018. ¿Por qué? Es que si bien Argentina no cayó en “el grupo de la muerte” con alguna de las potencias que estaban en el resto de los copones, tiene un grupo parejo en el que si no se levanta en un buen día puede complicarse su clasificación a los octavos de final de la cita. Es que en la primera jornada chocará contra la sorpresa Islandia, luego se verá las caras con el duro Croacia y cerrará su participación contra Nigeria, quizá el africano de mayor poderío clasificado. Con la estrella soviética Nikita Simonyan siendo el encargado de sacar las pelotitas del copón 1, se determinó la suerte de los entrenados por Jorge Sampaoli.


Abre un argentino
Juan Antonio Pizzi, quien firmó el pasado martes contrato con Arabia Saudita en reemplazo de Edgardo Bauza, estará en el encuentro inaugural cuando el 14 de junio se mida con los árabes contra los locales. El grupo A pareciera ser favorable a Uruguay, ya que además del local y los de Pizzi, estará Egipto, quien ganó con comodidad su grupo en África y que es comandado por el argentino Héctor Cúper.


Claros candidatos
El B (con España y Portugal), el E (con Brasil y Suiza) y el G (con Bélgica e Inglaterra) parecieran ser las llaves que están “definidas” antes de que la pelota comience a rodar. Salvo alguna sorpresa mayúscula, estos seis Seleccionados ya tendrían su lugar en los octavos de final.


Un favorito y tres ahí
La suerte para Ricardo Gareca y su Perú (que vuelve a una cita máxima luego de 36 años) fue dispar. Si bien Francia pareciera estar un paso por encima del resto en el grupo C debido a su gran potencial, la presencia de Dinamarca (una de las sorpresas de Europa en la clasificación) y de Australia (quien clasificó tras ganarle a Honduras el Repechaje entre Asia y la Concacaf) hace que sea una zona pareja entre esos países. Clave resultará la presencia de Paolo Guerrero para que los incaícos tengan serias chances de meterse en la siguiente fase.


En el grupo F estará liderado por Alemania, actual campeona mundial. Sus rivales serán México, Suecia (quien viene de dar el gran batacazo en el Repechaje europeo al dejar en el camino a Italia, quien se pierde la competencia por primera vez en 60 años) y Corea del Sur. Se presume que los de Jöaquim Löw impongan su ritmo de juego y terminen con puntaje perfecto y el restante clasificado saldrá del que dispute su mejor versión en el verde césped. Por último, el H, es sumamente parejo, en el que tanto Polonia, como Colombia, Japón y Senegal pueden terminar en cualquier posición debido a la paridad de sus jugadores.