“Hay que ser más Independiente que nunca"

Ariel Holan dejó en claro que el Rojo tiene mostrar su mejor versión si es que quiere levantar la Copa Sudamericana

Escribe: Redacción de Argentina

 

Durante la estadía de Ariel Holan, Independiente adquirió una identidad. Dejó de ser ese equipo dubitativo que era vulnerado fácilmente en defensa y que no ofrecía garantías en ataque. También alteró la mentalidad, debido a que en la actualidad ya no lo pisotean en condición de visitante como le ocurría anteriormente. En síntesis, recuperó la memoria: volvió a pensar en grande y a meterse en la conversación de los que pelean por un título.

 

 

En el primer semestre, mediante una arremetida sorpresiva, se animó a molestar a Boca hasta las últimas fechas; en el corriente semestre, capturó la atención de todo el Continente y se instaló en la final de la Copa Sudamericana, instancia en la que enfrentará a Flamengo.

 

 

Lógicamente que para volver a conquistar esta competencia (como en 2010) tendrá que mostrar su mejor versión. Así lo dejó en claro el entrenador en conferencia de prensa: “Hay que ser más Independiente que nunca. Tratar de tener la posesión de la pelota, de jugar fácil, ir a buscar el partido a partir del juego simple y minimizar el margen de error. A la hora de defender, hacerlo como leones y que defienda hasta el arquero”, inició su relato.

 

 

Y de inmediato agregó: “La estrategia me la reservo, no la voy a decir. Voy a decir que es importante porque es una final y que por las características del rival tiene un nivel de dificultad alto“.

 

 

A continuación fue consultado por una particularidad del rival, que en seis días jugará tres partidos en tres países diferentes (Colombia, Brasil y Argentina): “Flamengo es un equipo que jugó más de 80 partidos en el año. Los que juegan Copa están acostumbrados a jugar miércoles y domingo todo el año. Es de mucha trayectoria y sus jugadores pueden sentir el esfuerzo, pero lo compensan con la experiencia que tienen“.

 

 

Por último, Holan confesó que tendrá que diferenciar su rol de hincha con el de entrenador: “Por un lado va lo emocional y por el otro lo racional. Tengo muchos años de entrenador que para estas circunstancias son muy útiles, porque esas horas de vuelo son las que permiten estar tranquilo y transmitir esa tranquilidad”, sentenció en la previa al encuentro más importante de su carrera.