“Yo no meto presión”

A Claudio Biaggio ya lo dan como “titular”, pero nadie lo confirma en el cargo

Es un secreto a voces. Todos saben en San Lorenzo que ya hay entrenador para 2018. El elegido para dirigir al Ciclón el próximo año será nada menos y nada menos que Claudio Biaggio. El Pampa se lo ganó, por resultados y por algunos otros temas, y sólo es cuestión de horas para que el presidente, Matías Lammens, oficialice la noticia.


Es cierto que fue un salvavidas ante la salida de Diego Aguirre y que, inicialmente, la idea era que llegara un nuevo entrenador. Pero el DT metió una racha increíble y convenció a los dirigentes.


Agarró un equipo que venía a los tumbos, tras quedar eliminado de la Copa Argentina y de la Libertadores y potenció jugadores que no mostraban su mejor rendimiento en los primeros partidos del semestre, para llevar al conjunto azulgrana a la punta del torneo.


“Yo no meto presión para nada. Sólo hice lo que tenía que hacer. Colaborar y hacer lo mejor posible para poner a San Lorenzo en el lugar que se merece”, manifestó el entrenador, en declaraciones al programa “90 minutos de fútbol”.


Por otra parte, el técnico, que asumió en la cuarta fecha de la Superliga, con un 3-1 ante Estudiantes, en reemplazo de Diego Aguirre, reconoció que la cúpula dirigencial ya habló con él sobre su permanencia en el club. “Estoy esperando hablar con Matías (Lammens) y me encuentro muy ilusionado con lo que puede ser la renovación. Los dirigentes me hablaron en la cancha de Tigre para agradecerme por mi trabajo en estos 9 partidos”, expresó.


Además, se mostró orgulloso por el respaldo que encontró en el plantel. “En cada partido los jugadores salen a ratificar lo que cada uno dice en la semana. Eso da satisfacción, porque responden en el lugar que lo tienen que hacer”, detalló.


Por último, Biaggio se animó a hacer un balance de los poco más de dos meses que estuvo a cargo del Ciclón. “Falta en el juego, pero en este momento lo importante era ganar. Me gustaría que el equipo juegue mejor, es mi cuenta pendiente, pero hay cosas que llevan tiempo. Igual, los resultados siempre son importantes, porque, sino ganás, jugar bonito no sirve para nada”, afirmó.

 

En Boedo, hay Pampa para rato...