Un Gringo suelto por Liniers: Heinze firmará en Vélez

El entrenador, de último paso por Argentinos, está próximo a rubricar el contrato con la entidad que comanda Sergio Rapisarda

Habrá desembarco Gringo en Liniers. Luego de arduas negociaciones, Vélez ya tiene entrenador para el próximo semestre: Gabriel Heinze será el encargado del plantel del Fortín con el objetivo de alejar los fantasmas del descenso. El Gringo llegó a un acuerdo con la dirigencia y sólo restan definir algunos detalles del contrato, que tendrá una extensión de un año y medio.


El DT figuró desde el principio en la idea futbolística de la nueva comisión directiva del conjunto de Liniers (junto a Sebastián Méndez y Eduardo Domínguez), pero el tema económico parecía un impedimiento para la llegada de Heinze, quién también estaba en el radar de San Lorenzo y Racing. Luego de una reunión en las últimas horas con la dirigencia comandada con Sergio Rapisarda, se llegó a un acuerdo para que se calze el buzo de entrenador. En Liniers, descuentan que el contrato se firmará a comienzos de la semana que viene y luego se hará el anuncio oficial.


Por otra parte, Marcelo Gómez, quien terminó dirigiendo al equipo en los últimos encuentros, y era el preferido de la mayoría de los hinchas fortineros, quedaría a cargo de la Reserva. Antes de su interinato, tras la renuncia de Omar De Felippe, dirigía la Quinta División.


Para el próximo semestre, una de las exigencias del nuevo entrenador sería la incorporación de seis refuerzos de experiencia y categoría para mechar con los juveniles, más teniendo en cuenta la venta de Maximiliano Romero a Stuttgart de Alemania. Uno de los apuntados sería Mauro Zárate, por el que la dirigencia ya mantuvo contactos para cerrar la vuelta del delantero al Fortín.


Heinze, como técnico, dirigió a Godoy Cruz durante apenas dos meses en 2015, cosechando 2 triunfos, 2 empates y 6 derrotas. Tuvo revancha en Argentinos, en la pasada temporada de la B Nacional: condujo al equipo al título y al ascenso, con 25 triunfos, 13 empates y 6 caídas, con un equipo compuesta en su mayoría por jugadores de las divisiones inferiores del Bicho.


Ahora, el martes 2 de enero, el plantel de Vélez volverá a los entrenamientos en la Villa Olímpica con el Gringo al mando, que tendrá la díficil misión de enderezar el rumbo de un equipo que se encuentra a tan solo 8 puntos del descenso.