“A los hinchas de Vélez los amo de por vida, de corazón”

José Luis Chilavert ya tiene su estatua, se emocionó y cantó con la gente

Al buscar el significado de la palabra ídolo por Internet, salta la siguiente definición: “Persona o cosa por la que se siente un gran amor o admiración excesiva”. Ese dictamen encaja a la perfección con José Luis Chilavert en Vélez, donde el arquero supo ganarse ese mote por sus actuaciones descollantes. El paraguayo, dueño de una personalidad única, siempre se caracterizó por una lengua filosa fuera de la cancha y por una gran sapiencia dentro del terreno de juego. Es que no sólo tuvo gran capacidad bajo los tres palos, sino que también tuvo la suficiente jerarquía para ser letal en el área rival, a tal punto que anotó 48 goles en 347 partidos disputados.

 


Chila, como es conocido en el ambiente del fútbol, ganó 5 títulos internacionales con el Fortín (Libertadores e Intercontinental 1994, Interamericana y Supercopa 1996 y Recopa 1997) y cuatro torneos locales, estadísticas que le permitieron -junto con Carlos Bianchi- ser el máximo referente de la historia, y vale recordar que en 2015 se le descubrió una estatua al Virrey.


En ese contexto, el amor recíproco quedó en evidencia anoche, cuando en el playón cubierto del José Amalfitani descubrieron una estatua con su imagen. “Les quiero decir a los hinchas de Vélez que los amo de por vida, de corazón”, gritó con claros gestos de emoción mientras era acompañado por otros emblemas tales como Roberto Pompei, Omar Asad, Roberto Trotta, Christian Bassedas, Héctor Almandoz y Marcelo Gómez, los multicampeones de los ‘90.

 

Llegó con demora
Hace varios años la subcomisión del hincha había gestado esta iniciativa para reconocer a Chilavert y ayer pudo hacerla en el estadio, donde su imagen quedará inmortalizada para el resto de la vida.


La obra fue realizada por Mirtha Tense, la artista que también confeccionó la estatua de Bianchi. Para esto existió una importante colaboración de casi 400 simpatizantes del club velezano, que fueron reconocidos con estatuillas. Al margen del reconocimiento, Vélez intentó que la jornada fuese solidaria, por lo que los presentes también ayudaron con juguetes nuevos y libros sin usar, que serán donados a diversos hospitales o comedores infantiles.


Chilavert se emocionó y cantó con los hinchas el tradicional “...la Copa que levantamos cuando fuimo’ al Morumbí...”. Cerca de las 21.30 se descubrió la estatua, con Chila acompañado por su esposa y su hija, ante el delirio de los hinchas. “Quiero agradecerles por haber dejado sus cosas y estar conmigo. Es un momento maravilloso”, agregó. Un día esperado por todo Vélez. El gran ídolo tiene su estatua.