Guillermo está a un paso de sumar a un nuevo refuerzo

La semana que viene se cerrará la llegada de un jugador que el entrenador de Boca le pidió expresamente a Daniel Angelici. Todos los detalles, en la nota

 

Si los equipos se arman de atrás hacia adelante, de acuerdo al pensamiento de muchos futboleros, Boca está haciendo los deberes en forma correcta pues hasta el momento cerró la llegada de un lateral derecho. Y mientras continúa la búsqueda del marcador central, ya tiene casi asegurado el concurso del "3" que solicitó Guillermo Barros Schelotto una vez que se frustró la repatriación de Jonathan Silva.

 

 

De no mediar inconvenientes, el campeón del fútbol argentino tendrá, en la vuelta al trabajo a Emmanuel Mas, quien resignó un dinero importante para retornar al fútbol argentino y ponerse la auriazul en una temporada en la que el gran objetivo será la Copa Libertadores. Sí, el torneo que conquistó con la camiseta de San Lorenzo junto a la otra incorporación: Julio Buffarini.

 

 

Como quería el DT
A horas de recibir la Navidad, Guillermo se contactó con Daniel Angelici para expresarle el deseo de que los refuerzos estén para el comienzo de 2018 así todos juntos inician un período tan importante de la previa de la actividad como lo es la pretemporada. Parece que los pedidos del DT son órdenes porque el miércoles quedó abrochada la llegada de Buffarini y en las últimas horas prácticamente se cerró la llegada del sanjuanino Mas, quien estará viajando a la Argentina con el arranque del nuevo año para someterse a la revisación de rigor el día 2. Si todo marcha dentro de lo previsto, el día siguiente estará saludando a los Barros Schelotto y sus nuevos compañeros en el centro de uno de los campos de juego de Cardales.

 

 

Las negociaciones con el Trabzonspor fueron complicadas al principio pero de a poco se fueron zanjando las diferencias. Y en ésto hubo un actor principal que hizo demasiado para que la operación tenga casi un final feliz: el propio jugador que aceptó resignar casi el 60% de lo que percibía en Turquía con tal de jugar en el Xeneize, donde tendrá una competencia fuerte con el colombiano Frank Fabra aunque si logra la continuidad deseada, puede aspirar a llegar a ser convocado por Jorge Sampaoli con miras a Rusia 2018.