Braian Romero pasó de pelear el descenso a jugar la Copa Libertadores

Para alegría de Ariel Holan, el delantero de Argentinos firmará contrato con Independiente

Este domingo, cuando levante la copa para brindar por un gran 2018, Braian Romero seguramente agradecerá por lo que el fútbol le dio en el año que se está despidiendo. Primero, el ansiado ascenso a la máxima categoría con Argentinos Juniors y en las últimas horas, el pase nada menos que a Independiente. El delantero de 26 años pasará de pelear por no descender a formar parte de un equipo que irá por la octava Copa Libertadores de su rica historia. La posibilidad se la otorgan Ariel Holan, quien puso su nombre sobre la mesa a la hora de hablar de refuerzos, y la dirigencia del Rojo, que hizo el resto adquiriendo el 80 por ciento de la ficha del jugador a cambio de 2.300.000 dólares.

 

Si bien aún restan algunos detalles nada menores, como por ejemplo la revisación médica, Romero llegará al campeón de la Sudamericana para pelear en una zona de ataque donde hoy, el indiscutido es Emmanuel Gigliotti. Aunque en esa competencia sana también estarán involucrados Leandro Fernández, Lucas Albertengo si es que no es transferido y el pibe Ezequiel Denis, de promisorio debut en el último partido disputado por el torneo local en 2017, frente a Arsenal.

 

 

El pase del hombre surgido en Acassuso estaba repartido en partes iguales entre Argentinos y un grupo empresario. Independiente se hizo de la totalidad del porcentaje de éste último y de un 30 del Bicho. Es decir que a la entidad de La Paternal le quedó un 20% del futbolista que, de no mediar inconvenientes estaría presentándose en su nuevo club el día 4 de enero, es decir en el momento de la vuelta al trabajo.

 

No se puede decir que la de Romero es la segunda incorporación del Diablo pues aún sigue trabada la sesión de Emanuel Brítez ya que el equipo de Avellaneda está pugnando por conseguir una opción de compra que en principio Unión no le otorgó.