Mascherano se va a China con una sonrisa de oreja a oreja

El Jefecito se fue ovacionado del Camp Nou y sus compañeros le regalaron un triunfo por 2-0 ante Espanyol para que Barcelona pase a semifinales de la Copa del Rey

Escribe: Redacción de Argentina

 

Ernesto Valverde no come vidrio. Advertido de la macana tremenda de su colega Zinedine Zidane (hoy cuestionadísimo en Real Madrid), puso lo mejor. Es cierto que, a diferencia de su adversario histórico, tenía que dar vuelta una eliminatoria en su propia cancha. Pero igual puso toda la carne en el asador para ir en la búsqueda de las semifinales de Copa del Rey frente a su rival catalán: Espanyol.

 

 

Ante la mirada de Javier Mascherano, luego de la despedida del público, Lionel Messi y sus compañeros le regalaron la clasificación ganando sin problemas por 2-0 en un compromiso resuelto en apenas 25 minutos. Primero fue Luis Suárez quien empardó la llave con un cabezazo bombeado y luego La Pulga, quien, luego de recorrer unos metros en diagonal, sacó un fuerte remate que, previo roce en Naldo, descolocó a Pau López.

 

 

El Barsa estuvo más cerca de conquistar el tercer gol que el Espanyol de lograr el descuento que le diera el pasaporte a semi. Líder cómodo en la Liga, el elenco culé quedó a dos pasos de su Copa del Rey número 30 (le lleva cinco al Atlético de Bilbao) y la cuarta consecutiva. Messi y Barcelona ya son un clásico. Se sacaron de encima el derby de Cataluña y sueñan con el tetracampeonato. Para vos, Masche.