Lanús sufrió pero terminó ganando en su debut copero

El Granate se imponía 3-1 cómodo, pero Sporting Cristal descontó con un penal y en el final Di Renzo decretó el 4-2 definitivo

Escribe: Redacción de Argentina

 

Lo que en un principio pareció ser un trámite para Lanús, se fue complicando y el Granate debió sufrir hasta el final para derrotar 4 a 2 a Sporting Cristal (Perú) y sacar una ventaja un poco más cómoda para afrontar el partido de vuelta en Lima (el 7 de marzo).

 

 

Los primeros minutos fueron un festín para el conjunto dirigido por Ezequiel Carboni. Al vértigo impuesto por el ataque local se le acoplaba la mala defensa de los peruanos. Así, ante una mala salida del fondo visitante, la pelota llegó a los pies de Lautaro Acosta, quien envió un centro preciso para la entrada del pibe Bruno Vides para anotar el primer gol.

 

 

Sin embargo, la última línea de Lanús devolvió gentilezas y le facilitó el empate a Emanuel Herrera. La alegría le duró poco al Cristal, ya que el Laucha volvió a entrar en escena, esta vez para una definición exquisita sobre el cuerpo del arquero que se transformó en el segundo tanto granate.

 

 

Acosta estaba intratable y fue a él a quien le cometieron un inexistente penal (fue derribado fuera del área), que Alejandro Silva ejecutó con un curioso salto para que su equipo se fuera al vestuario con una ventaja de 3 a 1.

 

 

Primero hay que saber sufrir
El buen desempeño mostrado por el ataque de Lanús en el primer tiempo fue derrumbado en el complemento por la floja performance de sus defensores. Así, cuando sólo se habían jugado 6 minutos, Iván Marcone derribó a Gabriel Costa dentro del área para darle la oportunidad a Herrera, desde los 12 pasos, para que lanzara su segundo grito de gol.

 

 

Sin embargo, Carboni tenía la solución en el banco, ya que hizo ingresar a Gonzalo Di Renzo, quien en la primera pelota que tocó hizo respirar a Lanús con un cabezazo al ángulo.

 

Crédito Foto: Pablo Villán -diario Crónica-