River sumó un punto que decepcionó a todo el Monumental

El conjunto de Marcelo Gallardo igualó 1-1 en su estadio ante el débil Chacarita y suma cuatro partidos sin victorias

 

No fue el punto de partida que Marcelo Gallardo esperaba tras el empate ante Flamengo por la Libertadores. River volvió a decepcionar y estiró a cuatro partidos la racha sin victorias. Esta vez, se le agrandó Chacarita, que se llevó un punto en la lucha por el descenso, con el 1-1 en el Monumental.

 

 

La polémica se hizo presente en el arranque del encuentro. Ignacio Fernández habilitó a Scocco y cuando el delantero esquivó al arquero Pedro Fernández, este salió con los pies y lo barrió en el área. El árbitro, que estaba al lado, hizo la vista gorda ante un Monumental enardecido.

 

 

Con empuje, el Millonario tomó la iniciativa y empezó a crearle peligro al arco de Pedro Fernández, aunque no podía quebrar el cero por las falencias en ataque. Sin embargo, en los últimos minutos de la primera parte, los de Gallardo se pusieron en ventaja con un penal infantil cometido por Hernán Petryk, quien agarró a Nicolás De La Cruz en al área. Ignacio Scocco se hizo cargo de la ejecución y definió cruzado para poner arriba al Millonario.

 

 

Pero cuando parecía que el resultado ponía un poco de justicia, el elenco de Sebastián Pena igualó inesperadamente las acciones en su primer remate al arco. Nahuel Menéndez aprovechó que estaba sin marca y estampó la paridad con una definición rasante.

 

 

Envalentonado, la visita tuvo de entrada la primera en el complemento. Juan Manuel Imbert llegó por detrás para empujarla al lado de la línea, pero insólitamente la mandó por arriba del travesaño. Empujado por el público, sin ideas y sin pausa, River fue en busca del gol.

 

 

Aunque a pesar de la falta de lucidez, pudo haberlo logrado. Fernández sacó un derechazo potente desde fuera del área y la pelota increíblemente pegó en el travesaño para salvar la caída del arco del elenco de San Martín. Y, en una de las últimas, Camilo Mayada casi repite su grito lejano como en el debut de la Libertadores, pero el balón dio en el palo.

 

 

Tras empatar sobre la hora ante Flamengo por la Copa, River pretendía que haya un punto de partida para remontar su presente. Ante Chacarita, que sumó un punto para soñar con la permanencia, no lo consiguió. Y además de que se sigue alejando de la clasificación a las copas, no recupera la identidad cuando se acerca uno de los objetivos del semestre: la finalísima ante Boca, por la Supercopa.