Con la billetera sola no alcanza

Todo lo que dejó la derrota de Boca frente a Argentinos en La Paternal

 

Cuando se vive en la cima por más de 400 días, cuando los inmediatos perseguidores son inestables y cuando todo parece indicar que no hay mejor que uno para ganar el campeonato, entonces las cosas se tergiversan. Nunca se tiene en cuenta el contexto... Se sabe que en el reino de los ciegos el tuerto es rey. Y algo de esto pasa. Podría quedar al desnudo, en la Copa Libertadores.

 

 

Bendito fútbol
Si hay un deporte que empareja a pobres y a ricos, es el fútbol. El poderoso tiene mayores chances de ganar, pero no todas. El más pobre te puede emparejar con otros atributos. Boca quedó desnudo ante Argentinos. Una vez más, el equipo de Guillermo no supo resolver un partido en donde el rival tuvo más enjundia y más pierna fuerte que los propios. Argumentos endebles, si se quiere, para justificar una derrota. La pregunta del millón: ¿qué le pasa a Boca en estos casos?

 

 

Los jugadores
Sería muy fácil caer sobre Vergini, Heredia o Wanchope. Es real, tuvieron su chance y no supieron o no pudieron aprovecharla. En general, todo el equipo jugó mal por decisiones del cuerpo técnico y por las determinaciones que tomaron los jugadores en el campo.

 

 

Para culpar a los futbolistas, se utiliza este argumento: "Por algo el Mellizo no los pone de titulares". Un razonamiento que agrava la situación, ya que entonces debemos considerar que Boca tiene en su plantel jugadores que no están a la altura. Y si le faltan cosas, ¿cuál es entonces el trabajo de un DT?

 

 

En Boca todo se resume a si tenés o no tenés. Difícilmente el cuerpo técnico genere más de una situación favorable para un jugador. No los "recupera", como se dice.

 

 

Y todo parece concluir en anotar qué jugador hay que traer en el próximo mercado y salir a comprar para solucionar lo que el técnico debería solucionar con lo que tiene. Al fin y al cabo, el día que se acabe la billetera, ¿se acaba el equipo xeneize?

 

 

La dirección técnica
Cuando Boca, en cancha de Argentinos, trata de salir jugando, eso muestra que no hubo una planificación correcta. Si se cree que a Wanchope lo "mejora" los espacios reducidos, es un nuevo error. Boca es un equipo preparado para una sola cosa. Es evidente. Si recordamos los partidos perdidos en el torneo, aquello que lo vencieron (Racing, Central y Argentinos), le mostraron los dientes.

 

 

Hay, además, una falta de trabajo en las inferiores, no por Claudio Vivas, pero es evidente que el proceso anterior dejó poco. La billetera compra jugadores, no equipos, ni ideas, ni alternativas, ni plan B.