San Lorenzo se recuperó a tiempo y volvió a ponerse de pie

Tras el papelón con Godoy Cruz, el Ciclón se levantó con un triunfo vital

Escribe: Redacción de Argentina
jueves 12 abril 2018 02:52 CET

 

El papelón seguía latente. No era una noche más. Tampoco un partido más. San Lorenzo quedó en la lona el domingo, tras la paliza, con goleada incluida, que le propinó Godoy Cruz, por la Superliga.

 

 

El tiempo de recuperación era breve. Apenas tres días lo separaban de su próxima prueba. El examen, en el plano internacional, tenía un rival: Atlético Mineiro. Y, sin margen de error, la puesta a punto para levantarse y estar otra vez con la guardia alta, llevó a Claudio Biaggio a mover las piezas y cambiar a varios de sus protagonistas -hizo 8 cambios-, buscando no quedar otra vez a la deriva, como la fatídica mañana dominguera en el Nuevo Gasómetro.

 

 

Y esta vez hubo reacción anímica y futbolística de San Lorenzo, que consiguió reponerse al lograr un triunfo, por la mínima diferencia, por el partido de ida de la primera fase de la Copa Sudamericana. La revancha se disputará el 8 de mayo, en Belo Horizonte.

 

 

Sin generar mucho juego en lo colectivo, el Ciclón se paró, con orden, para enfrentar a un conjunto brasileño que, a pesar de cuidar y mover con criterio el balón, careció totalmente de profundidad y siempre fue muy previsible. En un trámite sin brillo, en el cual sobresalieron las pocas ideas y la lucha, San Lorenzo intentó, por momentos, sorprender por las bandas, con las subidas de Gudiño o de Castro, más alguna maniobra individual de Botta. Tanto Navarro como Víctor ni tuvieron que esforzarse ante una acción de riesgo.

 

 

Golpe letal
Con el correr de los minutos y ante la pasividad de Mineiro -sólo acercó con dos tiros de larga distancia de Cazares, los de Boedo se fueron animando y, cuando parecía se iban al descanso con el cero en ambos arcos, Botta remató desde fuera del área, la pelota tuvo un pequeño desvío en el trayecto, Víctor dio rebote y Gudiño -levemente adelantado- no perdonó.

 

 

San Lorenzo tuvo el segundo en el arranque del complemento, pero Blandi definió mal. Con la ventaja conseguida, los espacios se abrieron y San Lorenzo comenzó a atacar por el lado derecho, con Paulo Díaz y Gudiño, acompañado por un Botta, mostrándose como conductor. Mineiro, de la mano de Luan, intentó acercarse, pero sin generar peligro. Los minutos finales transcurrieron sin que el Ciclón sufriera y así lograr un triunfo que lo vuelve a pone de pie.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información