"Después de tantos años uno va aprendiendo de todos los clásicos"

Darío Cvitanich, emblema de Banfield, analizó lo que será el clásico del sur ante Lanús

Es el capitán y uno de los máximos referentes de la historia de Banfield. Darío Cvitanich es auténtico, no oculta lo que pensa. En un mano a mano con "Crónica", analizó lo que será el clásico ante Lanús.

 

-¿Qué tipo de partido creés que se puede llegar a dar?

-Va a ser un partido lindo desde lo futbolístico. Ellos juegan bien y nosotros también tenemos jugadores que pueden jugar muy bien. Ojalá que sea un lindo espectáculo.

 

-¿Qué significa el clásico?

-Es algo muy lindo. Después de tantos años uno va aprendiendo de todos los clásicos. De todos saqué cosas positivas y negativas. Me fui contento, triste, pero lo venimos viviendo desde que llegué al club en 2001. Fueron muchos años de inferiores, de Reserva y de Primera jugándolo.

 

-Banfield es un equipo con muchos jóvenes, ¿qué se les dice?

-Que lo disfruten. Sé que por ahí se ponen alguna presión o algo, no tienen por qué tenerla. A mí me decían lo mismo cuando era chico. Que disfruten del ambiente. Si bien va a ser un ambiente hostil, en el buen sentido, por ser visitante. Quizá sea medio masoquista en algún punto, pero eso tiene su encanto. Está bien, lo tienen que disfrutar y tomar con la responsabilidad que se merece.

 

-Con todo el clima tenso que se vive en Argentina, ¿es cada vez más difícil poder dar un mensaje de paz?

-No es difícil. Creo que estamos tocando fondo y nos vamos todos para abajo o intentamos salir. Entonces no tengo dudas de que tiene que empezar desde adentro, de nosotros los jugadores, por más que lo hayamos dicho, que se nos salga la chaveta, uno como capitán tiene que calmar a los compañeros. Si se juega fuerte, que sea leal y que independientemente del resultado no pase a más. Después, saludarse y todo como es en diversas partes del mundo.

 

-¿Lo entendés al Laucha Acosta al hacer público su reclamo de que los perjudican?

-Entiendo la calentura porque a nosotros en Uruguay nos pasó algo muy parecido. Por ahí yo lo tomo diferente. Hablo de otra manera porque así es como soy en mi vida. Pero yo no soy quién para decir cómo tiene que reaccionar cada uno. Estuve hace un par de días con el Laucha y le pregunté por qué se había enojado tanto y obviamente tendría sus motivos. Me pasa a mí cuando veo a compañeros míos enojados y trato de bajarlos porque no sirve de nada, no se puede volver el tiempo atrás ni mucho menos. Hay que saber que esto es domingo a domingo... Bueno, a Lanús le pasó con River y, como digo, a veces se equivocan a favor y otras en contra. Pero hay que tratar de que no se equivoquen tanto.

 

-¿Hablaste en la semana con Falcioni?

-Seguramente hablaremos más tarde... nos desea la mejor de las suertes. Deja todo en manos de Omar. Sabe que tenemos varios clásicos jugados juntos, él en el banco y yo en la cancha, y mucho no podemos decir.