Tevez y Pavón, los ausentes de lujo en la "final" frente a Junior

Ambos delanteros no estuvieron a la altura del partido y no transmitieron la confianza que necesitaba el equipo

Escribe: Redacción de Argentina
jueves 03 mayo 2018 03:14 CET

 

Sigue sin aparecer. Salvo por algunos chispazos que se sacó con Teo Gutiérrez, fue el único gesto que se vio de Carlos Tevez, como líder de un equipo que sigue sin rumbo futbolísticos, con planteos inentendibles y cambios que siguen el mismo camino de lo incomprensible.

 

 

La parada era dura. Era fea. El mundo Boca reclamaba una victoria para casi clasificar. Y muchos pensaron en que éste sí, iba a ser el partido del Apache. Que a pesar de los contratiempos, de las contradicciones en la que está hundido este equipo, él iba a sacar el pecho por sus compañeros e iba llevar adelante la bandera de la victoria... Por más pensamiento romántico que se tenga, todos en Boca esperaban de Tevez. Y el jugador, más allá de que jugó de centrodelantero al lado de Wilmar Barrios, volvió a opacar.

 

 

No hay vueltas. Tevez está jugando muy mal. Ha dejado de hacer la diferencia con sus rivales; perdió potencia y hasta perdió el carisma que por momentos lo "salvó" en su primera vuelta a Boca. A pesar de semejante giro en rojo, Carlitos sigue siendo titular, como si alguna divinidad que está por arriba de todos, le ordenara al entrenador tener que ponerlo sí o sí entre los once titulares.

 

 

Otra ausencia: Cristian Pavón. Una vez más, en partidos en donde el equipo se juega algo importante, no respondió. Estuvo lejos de su nivel, estuvo muy lejos de aquel rendimiento que eclipsó a Jorge Sampaoli que seguramente lo va a llevar al Mundial de Rusia.

 

 

Pavón no fue ese delantero desequilibrante, nunca pudo desbordar. No tuvo frescura en su juego para hacer la diferencia y por largos momentos del partido, estuvo ausente. Evidentemente, una baja sensible...

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información