¿Qué sucede con el técnico; podría irse del club?

Un fuerte rumor pone a Guillermo Barros Schelotto fuera de Boca y como futuro entrenador del Betis de España

 

La información corrió rápidamente. Los portales, las redes sociales, se hicieron eco de la posible salida de Guillermo Barros Schelotto de Boca, con rumbo a España, para ser entrenador de Betis.

 

 

Pero desde Europa aseguran que esta posibilidad es poco creíble, ya que el club en cuestión contrató hace tiempo a Quique Setién, un entrenador que no hizo penar al Betis en la Liga y que está en puesto de Europa League. Mientras que acá, en Buenos Aires, los dirigentes del xeneize aseguran no saber nada; pero ninguno argumentó que esto fuera una locura.

 

 

La versión llega en un momento en el cual la situación de Guillermo Barros Schelotto no es la mejor. No sólo está recibiendo críticas internas, por motivos que ya una vez explicamos: "No entiende, no quiere escuchar, piensa que nunca se equivoca...".

 

 

A esto se suma que en la Bombonera, por ejemplo, el pasado domingo los dos más aplaudidos fueron Wilmar Barrios y Cristian Pavón. Hasta Agustín Rossi, cuando salió a calentar, recibió un cerrado aplauso. Pero cuando la voz del estadio mencionó a Guillermo, no hubo ni aplausos ni silbidos. Hubo indiferencia.

 

 

Y si seguimos hilando y atando cabos, el domingo el entrenador xeneize no sólo no gritó el primer gol de Wanchope, tampoco festejó el segundo, que le aseguraba la tan necesitada victoria. Apenas levantó los dos brazos, pero sus gestos siempre fueron adustos. Es más, luego del partido dijo que no lo gritó porque estaba metido en el partido. Difícil de creer. Más, con lo sanguíneo que es el DT.

 

 

Otro detalle más que llamó la atención fue que durante el partido casi que no salió del banco de suplentes. Sí lo hizo de manera más constante cuando Boca se puso uno a cero; pero antes, tuvo un perfil muy bajo.

 

 

Esta es la descripción de los últimos tiempos de Guillermo; un entrenador contrariado, que cuenta con el apoyo de Mauricio Macri, con quien además mantiene una relación personal de amistad, mientras que en el "medio" se encuentra Daniel Angelici, también amigo del Presidente, y que en los últimos tiempos también tomó decisiones importantes en cuanto a los refuerzos, como la llegada de los tres colombianos (Fabra, Sebastián Pérez y Barrios); que también hizo fuerza para que Wanchope sea jugador del plantel. Y vale destacar que en este aspecto, no falló tanto, acertó más de lo que perdió, aunque el "caso Tevez" es por ahora, un dolor de cabeza porque el Apache está muy lejos de lo que fue alguna vez.

 

 

Entre presiones internas y externas. Con un equipo que después de dos años, sigue jugando mal. Que al entrenador le cuesta reconocer momentos y jugadores... Entonces nada de lo que pueda suceder será increíble. Será un caso en el cual al árbol no tapará el bosque...