Nadal vence sin apenas apuros a Donaldson

El tenista balear no tuvo ningun problema en aplastar a su rival

A Rafa Nadal ahora mismo no hay quien le pare. El mayor nivel del número 1 mundial y la confianza adquirida con el título de Pekín valieron más que su escasa adaptación a la superficie y pelotas de Shangái, nada que ver con las de Pekín. Cerró un marcador favorable de 6-2 y 6-1, en 54 minutos.

El estadounidense, que solamente tiene en gran saque, no pudo hacer gran cosa ante la abalancha que le vino encima. Pero eso no condicionó a Nadal, que ya conocía de antemano la principal virtud de su rival aunque nunca se hubiesen visto antes las caras.

Rafa ponía la directa hacia la consecución de la manga inicial.Y Donaldson , después de iniciar el duelo por encima de su nivel, bajaba repentinamente a la tierra. La alargada sombra del mejor tenista del planeta empezaba a pesarle a Donaldson, que encajó una segunda rotura sin casi darse cuenta.

Nadal había decantado a su favor siete juegos consecutivos para cerrar el primer set y puso la directa en la continuación por 3-0. El estadounidense ya casi en ko tecnico,  Respiraba con el 3-1 porque, al menos, no iba a tener un rosco en su casillero. Sería su única alegría porque estuvo lejos de la posibilidad de rotura. Ganó cuatro puntos al resto.

"La pista y las bolas son distintas a Pekín pero desde el primer momento me encontré muy bien en la pista. No hay mucha diferencia entre ser número 1 porque estoy muy contento de estar siempre en Shangái. Estar en octavos es un gran resultado y el jueves me espera un dífícil partido", declaraba  Nadal.