El drama de Fernando Alonso (y el amigo que da la cara) que llega a la F1

El asturiano, defendido

En tierra de nadie. Fernando Alonso desaparece del mapa. Fue dejar la F1 y su caché mediático desplomarse.

Su cuota de protagonismo en España se difumina como un azucarillo. Cambiar el ‘Gran Circo’ por carreras de menor calado, no apunta a buen negocio para el español que ya estaría buscando como volver.

Una realidad que no escapa a nadie, ni a su entorno y amigos, especialmente a aquello que, como Pedro Martínez de la Rosa, intentan capear el temporal maquillando una realidad que es ‘vox populi’ en el mundillo de la F1.

“No hay duda de que la F1 perderá aficionados en Asturias y en el resto del país”, explica De la Rosa a ‘La Voz de Asturias’. “Fernando es el motivo principal por el que mucha gente comenzó a seguir la F1 en España, pero su mejor legado es, precisamente, ese… Muchos de esos aficionados se mantendrán fieles a la competición, también sin él”.

“No somos conscientes todavía de cuánto le vamos a echar de menos. Sin lugar a dudas, la F1 pierde a uno de los mejores pilotos de toda su historia. Es como si en el fútbol, Messi se fuera a jugar a otra competición, sería una pérdida brutal para la Liga”, afirma la misma voz.

“Si nos metemos en la piel de Fernando, él también pierde: para cualquier piloto, el reto principal es ganar el Mundial de F1, donde están los mejores conductores y las mejores escuderías”, termina.

Por desgracia para Alonso, la F1 está mejor que nunca y sin él.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información