Fernando Alonso a las primeras de cambio dice adiós

Dos pinchazos le han dejado fuera en la primera etapa del Dakar 2020

Sabía que la aventura sería complicada y así ha sido. Ahora Fernando Alonso ya puede decir eso de que el es dakariano porque hoy, 5 de enero, el piloto asturiano se ha estrenado por fin en el Rally mas famoso y probablemente el más duro del planeta. Por todo ello el ex piloto de Fórmula 1 está feliz y contento, pues ya era más que consciente de que las opciones para terminar ganando eran prácticamente imposibles y a lo que aspiraba era a poder llegar al final del Dakar y ser lo que en el mundillo del triatlón se conoce como Finisher.

La primera etapa de las doce que conformarán este Rally ya ha llegado a su fin y Alonso, a pesar de haber perdido algo más de 11 minutos con respecto al vencedor de la etapa y decir adiós al triunfo de etapa en su debut, está bastante satisfecho con el papel realizado por su copiloto, Marc Coma, y por él en estos primeros 319 kilómetros cronometrados. Tras llegada a meta al ovetense se le ha visto alegre y con bastante ilusión para afrontar esta primera semana con menos arena que la segunda y por dónde ya compitió en un rally el pasado mes de noviembre.

Fernando Alonso en el Dakar

El hecho de conocer algo el territorio que recorrerá en estos primeros días le da un punto de ventaja sobre muchos pilotos que, aunque más experimentados en el mundo del rally, no conocen en absoluto el recorrido y sus secretos. 

Lo que Fernando Alonso quiere es aprender muy rápido en esta primera semana para poder, si no comete ningún fallo y se adapta rápido al coche y al desierto, estar en la lucha por una etapa en la segunda semana y terminar el Dakar entre los 10 primeros. Es un objetivo muy ambicioso pero no imposible ni muchísimo menos.