Fernando Alonso regresa a Estados Unidos (y es para quedarse): la bomba ya está aquí

El español no deja a nadie indiferente

Fernando Alonso no dice nada en público, pero no deja de moverse en privado.

El piloto asturiano acaba de dar luz verde a su participación la próximo temporada en la IndyCar. Un acuerdo pendiente de firma, pero en el que ya trabajan las partes.

Alonso, que acaba de llegar a Estados Unidos para disputar el GP de Austin, fijará su vdia en América en cuanto termine en la F1 y finiquite el WEC. La Indy será su prioridad el siguiente curso. Su ‘nueva F1’.

"Estoy muy contento por volver a Estados Unidos. Competí ahí en enero en Daytona y luego fui a Barber en Alabama hace unas semanas para unos test de Indycar. Ahora voy a otro circuito estadounidense -uno de mis favoritos, Austin- por última vez en la Fórmula 1", advierte Fernando.

Alonso sólo tiene palabras de elogio para el público estadounidense, que será el suyo el próximo curso: "Vengo con ganas de disfrutar del ambiente mágico que hay ahí. Para mí siempre es agradable competir ante la afición estadounidense. Espero que podamos conseguir los puntos que necesitamos para el Mundial de constructores, ayudar al equipo y darnos un impulso de motivación", aseguró.

Sin expectativas con el McLaren, Alonso espera, al menos, divertirse en Austin: "Tuvimos una buena carrera en Singapur hace unas semanas, pero no hemos estado entre los puntos en las últimas dos carreras, así que queremos cambiar eso en Austin. Va a ser un fin de semana divertido y también estoy con ganas de encontrarme con muchos amigos ahí".

La menta de Alonso ya está en la IndyCar.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información