Italia pide la vuelta de Fernando Alonso a Ferrari (y descuartiza a Vettel)

El asturiano, aclamado

Sin piedad. Italia dice basta. La prensa transalpina estalla en mil pedazos tras el primer ridículo de Sebastián Vettel con el que es el mejor Ferrari de los últimos diez años. Un monoplaza, aseguran, mejor que el Mercedes de Bottas y Hamilton, que firmaron el doblete en el arranque del Mundial, en el GP de Australia.

Vettel no subía ni al podio e Italia disparaba a matar.

'Il Giornale' comparaba a Frenando Alonso con Vettel: "Vettel ha sufrido un amargo despertar de lo que era sólo un hermoso sueño. Incluso Alonso, en 2012, con su quinto puesto en Australia, lo hizo mejor, se quedó a 22 segundos del líder. Una reflexión más para Binotto, que debe demostrar más que nunca desde el próximo Gran Premio el valor del SF90 y del nuevo equipo: este campeonato ha comenzado cuesta arriba para él”.

"En Ferrari toca detenerse y pensar en cómo ha podido ocurrir esto. En la vergonzosa frase '¿Por qué voy tan lento?' de Vettel, hay un rojo más brillante que el rojo descolorido en el SF90. Un coche casi perfecto, según Vettel tras los test, de repente se queda pálido de vergüenza", añade el mismo medio.

'La Gazzetta dello Sport', también pegaba los primeros tiros: " Vettel y Leclerc terminaron en cuarta y quinta posición y decepcionaron. Ferrari lamentablemente no está bien. El SF90 de Vettel fue demasiado lento, hasta el punto de que Charles Leclerc, con neumático duro, estaba en condiciones de haberle adelantado al final", atiza.

"Es un comienzo nada brillante para Il Cavallino. A pesar de las particularidades de esta pista, las señales no fueron reconfortantes. Parece que Leclerc tiene más energía y admitió abiertamente que le dijeron que se quedase detrás de Vettel en la parte final de la carrera", argumenta.

El 'Corriere della Sera' también entra a matar: "Caras tristes en Ferrari, donde nadie esperaba tal resultado. Lejos de la sonrisa, lejos del podio. Lloraríamos, pero eso no resolvería los problemas. La derrota de Ferrari en Melbourne esconde algo más, males más serios. Binotto debe hacer un diagnóstico y una terapia", espeta.

"No sólo les ha derrotado Mercedes, como es habitual, sino también Red Bull. Sufrieron en clasificación y en carrera. Además, tampoco aprovecharon la oportunidad de que Leclerc superara a Vettel para ganar puntos. Mejor mirar al futuro más inmediato, a Bahréin, porque quedarse a un minuto es para llorar. Por ahora dejamos congeladas las esperanzas. La verdad se verá en Bahréin", remata.

Italia en llamas y con los aficionados reclamando el regreso de Fernando Alonso. La temporada puede ser muy larga para Vettel…