El palo más bestia a Fernando Alonso (y le va a doler como ninguno)

El español, de un problema a otro

Fernando Alonso saldrá por la puerta de atrás de la F1 con una cruz que la acompañar de por vida: cargarse a Honda en McLaren.

Los japoneses tienen más que claro que de no haber sido por la presión del español, seguirían montando el motor nipón en el equipo de Woking. No fue así.

Honda salía vilipendiada de McLaren y se agarraba a Toro Rosso para firmar, con vistas al próximo curso, un acuerdo con Red Bull que, ojito, puede llevarle a conquistar el título Mundial. Un palo enorme para un Fernando que quedaría retratado desde todos los costados de conseguirse.

Así lo afirma, al menso, el capo máximo de Red Bull, Helmut Marko quien asegura que "realmente estamos con ganas de que llegue 2019, porque nuestro objetivo es tener al campeón del mundo más joven de la historia. Tenemos dos años, pero vamos a intentarlo el año que viene".

"Sabemos que el primer año con un nuevo motorista siempre es complicado, pero el objetivo es ir a por el Mundial, ya se lo he dicho a mucha gente, iremos a por ello desde el principio sin excusas", explica Helmut.

"Toro Rosso se está sacrificando este año de cara a la temporada próxima. Es parte de nuestra idea de futuro junto a Honda. Y los números muestran que ya están por delante de Renault. Obviamente confiamos en Honda y en su progreso", concluye el gran capo.

¿Honda campeón del Mundo? Pobre Alonso…

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información