La penúltima locura de Alonso es esta. Se lo juega a todo o nada...

El piloto asturiano busca el imposible más dificil de toda su carrera en unas semanas...

Esta claro que Fernando Alonso es un piloto que se sale de lo ordinario. Estamos acostumbrados a ver a campeones de sus disciplinas luchar por la victoria con mayor o menor fortuna y retirarse con mas o menos años en función de su motivación, las ofertas que tenga, sus éxitos hasta entonces, etc. Lo que es más extraño es ver como un deportista cambia de deporte una vez que ya se ha consagrado en una disciplina.

Fernando Alonso

Esto es lo que ha hecho Fernando Alonso al anunciar que competirá en el próximo Dakar, que se disputará por primera vez en Arabia Saudi, tras unas últimas ediciones en Sudamérica por la imposibilidad de realizarlo en África ante los continuos problemas de seguridad. Esto será sin duda uno de sus mejores aliados, el hecho de que sea un nuevo territorio tanto para él, con 0 kilómetros de experiencia en esta competición, como para la hornada de pilotos favoritos que aunque no conocen el nuevo recorrido, si tienen dilatada experiencia tanto en tierras Chilenas y Argentinas como en el antiguo París-Dakar.

Tras la retirada de Alonso de la F1, el pasado año, el asturiano no ha parado de probar cosas nuevas como las carreras de resistencia, aunque en algunas participó incluso cuando aún competía en la propia F1, compatibilizando ambas modalidades, los GP del circo de la F1 con algunas carreras del Mundial de Resistencia como son Le Mans e Indianápolis

Esta nueva aventura si se puede considerar un cambio de deporte ya que el piloto tendrá que modificar por completo el modo de conducción al que hasta ahora estaba habituado en pro de un estilo más acorde con la conducción en tierra y arena donde además cambia el circuito por las etapas en las que la navegación es fundamental. Hasta tal punto tendrá Fernando Alonso que ponerse al día con esta modalidad que tendrá que aprender ciertas cosas sobre mecánica para estar preparado ante los muchos imprevistos que surgirán durante la prueba. Alonso va con el objetivo de llegar al final del Dakar y de poder disputar alguna etapa. En enero se verá cuanto de dificil es para un piloto de F1 ponerse a los mandos de un coche en el rally más duro y exigente del planeta.