La bestial rajada de Valentino Rossi contra Yamaha que pone MotoGP patas arriba

El italiano prepara el látigo

La Yamaha no va. Valentino Rossi no se muerde la lengua y asegura que, al menos en su caso, la moto no es ganadora.

Tras un nuevo test, la conclusión del italiano es uno: o Yamaha mejora, o ganar el décimo Mundial será un imposible. Así de claro.

Desgraciadamente, somos un poco lentos. Perdemos más de 10 kilómetros en la recta en comparación con Honda y Ducati”, atizaba Rossi. “Todavía no hemos encontrado nada en electrónica para mejorar la aceleración”, espetaba Maverick Viñales.

“Perdemos en velocidad punta y en aceleración, es nuestro punto débil”, insiste el español, y añade: “La moto es la mejor de los dos últimos años, pero los demás han mejorado mucho también. Esperaba encontrar algo más esta pretemporada. Nos falta un poco para estar con nuestros contrincantes”.

Rossi es aún más contundente que Viñales: “No estamos para ganar. Espero que sea yo el que está equivocado y Maverick el que tenga razón cuando dice que esta es la mejor Yamaha en años porque yo sigo pensando que, en estos momentos, no somos lo suficientemente fuertes para poder pelear por el podio, el próximo 10 de marzo, aquí, en Doha, cuando empiece el Mundial. Igual todo cambia, pero lo dudo'', avisa.

“Hemos probado bastante material para ver si mejorábamos, pero no lo hemos hecho. La base la tenemos, pero al final, estoy demasiado atrás y cuando está tan atrás siempre es preocupante”, remata.

Malos presagios para un Rossi que terminaba 19º la última tanda y ve como las Suzuki, con Álex Rins, y la Honda y la Ducati están un paso por delante.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información