Drama en Yamaha: Valentino Rossi (y Maverick Viñales) no callan más

El italiano y el español no ocultan su malestar

¿Qué pasa aquí? Escuchando a Valentino Rossi y Maverick Viñales la respuesta es clara: algo muy gordo.

La Yamaha M1 no va y los dos pilotos no quitan hierro al drama, al contrario, disparan con bala en la previa del GP de Tailandia.

"Yo estoy haciendo lo que puedo para motivar a los japoneses, porque está claro que debemos dar más y trabajar de forma distinta. He hablado con Tsuya y con Tsuji, y teóricamente los peces gordos tienen que venir en las próximas carreras. La situación es muy difícil, no será fácil de recuperar", atiza Valentino Rossi.

"Lo que me da fuerza es pensar que Yamaha no puede permitirse dos años más así. Es muy difícil para mí seguir en esta línea, pero ya he firmado por dos años más, así que correré. Necesitamos una moto suficientemente competitiva para salir de casa pensando en poder pelear por podios y victorias. Ahora tenemos que cambiar nuestros objetivos porque peleamos por la sexta, la séptima o la octava plaza. Es duro mantener la motivación para dar el máximo", insiste ‘Vale’.

"Nosotros sabemos qué habría que hacer, pero necesitamos de ayuda. En el box podemos cambiar la puesta a punto, pero necesitamos que cambie algo de hardware", remata.

Unas palabras muy duras que comparte Maverick Viñales por igual: “No se ha mejorado nada desde entonces. Incluso se ha ido a peor durante el año. Lo que toca es estar concentrado, hacer un 'reset' ser positivo y continuar luchando", espeta el español.

Lío, y gordo, en Yamaha.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información