Jorge Lorenzo ya sabe lo que le espera en Honda: la puñalada por la espalda de Marc Márquez

El balear y el catalán siguen en polémicas

Jorge Lorenzo es un lobo que se ha quitado la piel de cordero y por ahí la cosa le puede ir peor que mal.

El ataque de Lorenzo a Marc Márquez, el que será su compañero en Honda, puso las orejas tiesas del piloto de Cervera que ha aprovechado el encontronazo para dejar las cosas claras a los que mandan en la firma alada.

Marc exige ser el piloto número uno, tener la última palabra en al evolución de la Honda que deberá seguir sus criterios y no los de Jorge. Su palabra pesará por encima de la del mallorquín. Y tendrá derecho a veto en decisiones técnicas para la moto. Además, cualquier mejora irá primero a su motocicleta. Y, en caso de no cumplir, Márquez avisa: tiene ofertas de todos, también de Ducati. Y se irá.

Un tortazo a mano abierta a Lorenzo que ya sabe que lo que le espera junto a Marc: tragar, tragar y tragar. Y que rebajaba la tensión con el catalán después de que Alberto Puig, director de Honda, y valedor de su fichaje, le leyera la cartilla.

“Que tengamos formas distintas de entender la competición/riesgo y exponga mi punto de vista de forma directa, no nos convierte en enemigos…”, explicaba Lorenzo. “Ni se abre, ni se destierra ninguna guerra, más allá de que los dos somos rivales (en la pista). Si la relación es buena, haces amigos y te diviertes, mejor… pero lo que importa es ganar”, finiquita Lorenzo.

Unas ansias de victoria que pueden ser la tumba de Jorge en Honda.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información