Marc Márquez le da una 'bofetada' de realidad a Jorge Lorenzo en Aragón (y Rossi monta el lío)

El Gran Premio de Aragón terminó con el balear retirado en camilla y el líder del Mundial dando otro recital. Su título está cada vez más cerca.

El Gran Premio de Aragón de MotoGP se presentaba como una prueba más para comprobar la resistencia de Marc Márquez ante el empuje de las Ducati y de Jorge Lorenzo en este tramo final de la temporada de motociclismo, y lo cierto es que no sólo aguantó, sino que dio otro recital absoluto. Su triunfo, acompañado de la caída de Jorge Lorenzo tras la primera curva, le deja prácticamente a las puertas de un nuevo título.

La clasificación, sigue mostrando una ventaja sustancial por parte del líder del Mundial. Márquez le sigue sacando 72 puntos a Dovizioso, y más sobreRossiLorenzo, con sólo cinco Grandes Premios más por disputarse. La próxima cita, en Tailandia. Después vendrán Japón, Australia, Malasia y Valencia.

Márquez 'avisaba' a Lorenzo y desastre de Rossi

El líder del Mundial ya tenía claro que su temporada ahora consiste más en no perder ventaja de puntos en la clasificación general, que la lucha cuerpo a cuerpo con los pilotos y ganar carreras. Y así se lo avisaba a Lorenzo y al resto de sus rivales antes de la carrera. Marc lo tenía claro: incluso con la situación actual, le vale para mantener su ventaja: "Tienen un poquito más que nosotros, pero a nivel de ritmo estamos bastante a la par. El FP4 puede confundir un poco, pero antes de caerme tenía buen ritmo con neumático de carrera ya en simulación de final de carrera, así que contento y veremos mañana si podemos luchar contra las dos 'rojas", afirmaba ayer sábado.

Márquez y Lorenzo

"Tenemos que mesurar el riesgo un poco. Primera línea era el objetivo y lo hemos podido cumplir. Con el neumático duro me encuentro bien. Me he caído porque he frenado más tarde y con más presión, ese ha sido el error. He salido con el mismo neumático porque no teníamos nada para probar, era sólo para preparar el clasificatorio [...] El año pasado necesitaba cinco puntos, este año estoy 67 por encima. Si me recuperan cinco, nueve u once no pasa nada", sentenciaba.

Peor lo tiene Valentino Rossi, que en Aragón completó la peor clasificación de su carrera desde 2006. Fue 18º. Viñales, 14º, completó una imagen absolutamente lamentable de Yamaha este fin de semana. Metida en una crisis sin fin, la escudería ya no sabe ni qué decirle a sus pilotos, que de puertas para fuera aguantan, pero que dentro sueltan tuercas y tornillos por su boca. "Normalmente Yamaha es así, pero pienso que en las casas japonesas también es así. No te tienen al día de lo que hacen en Japón. Siempre te queda la duda sobre si lo hacen, o qué hacen. Por eso es difícil, pero normalmente, las cosas, cuando llegan, funcionan. Hay que esperar, pero no sé cuál es el proyecto. Hace tiempo que tenemos estos problemas y la moto siempre es la misma".