El padre de Valentino Rossi ataca a Yamaha (y se lía la de Dios en MotoGP)

El Doctor, protagonista

Doble bomba. Graziano Rossi, el padre de Valentino, acaba de soltar una doble andanada.

Primero, culpar a Yamaha de que Rossi no haya ganado su décimo mundial por no haberle dado una moto de nivel.

Y, segundo, avisar de que Valentino no tiene ni la más mínima intención de bajarse de la moto. Es más, la fecha que marca el ‘papá’ para que su hijo deje las motos es de traca.

“Con seguridad, Valentino puede correr hasta los 46 años", explica en el 'Corriere della Sera' Graziano Rossi.

"El deseo de permanecer joven está en la sangre de cada hombre, pero luego hay que tener éxito como él, bloquea el paso de la edad. No es que haya mejorado, es que está como hace diez años, como cuando estaba en su mejor momento. Una distinción sutil pero fundamental", añade.

"La adrenalina de ir en moto y adelantar, la satisfacción de irse a dormir diciendo: hoy lo hice lo mejor que pude y estoy un poco mejor que ayer lo mantienen a tope", reitera el padre de ‘Vale’.

"Rossi se presenta al inicio del Mundial como si fuera un niño que acaba de llegar del campeonato italiano, como si fuera su primera carrera. Con el mismo espíritu, ligereza y curiosidad de aquella época...", insiste.

Y llega al andanada a Yamaha:  "No ganó el año pasado... pero tiene todo lo necesario para volver a hacerlo. Si no ganó es porque Yamaha fue por el camino equivocado”, atiza Graziano.

Un fenómeno como su hijo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información