Problemas con Marc Márquez en Sepang: el lío que llega a Valentino Rossi y Jorge Lorenzo

El de Cervera, en apuros

El hombro de Marc Márquez no está bien. “Hemos rodado más o menos tanto como el miércoles y he probado algunas cosas nuevas, las más importantes para Honda. He empezado el día bien, pero entonces el hombro ha empezado a empeorar y hemos parado”, asegura Marc con cara de pocos amigos.

Como ya adelantó Don Balón, la intervención de Márquez dejó secuelas y un proceso de recuperación largo que puede ser un lastre para el piloto de Honda en el inicio de temporada y una bendición para Valentino Rossi y Jorge Lorenzo en sus ganas por volver a lo más alto.

Así se explica Márquez: “Teníamos previsto dar más vueltas, pero ahora toca respetar el hombro. El cuerpo es lo primero. Me costaba en las curvas a izquierdas. No tenía el mismo control sobre la moto, me dolía mucho, y por eso paramos. A partir de la segunda salida ya vi que tenía cada vez menos energía y más dolor", afirma.

"Ahora lo que no hay que tener es prisa, aunque yo la tengo cuando me pongo el casco. Por eso me han tenido que frenar, me han cogido y me han sentado en una silla en la oficina. Hoy he comprobado que necesito trabajar más físicamente porque noté el bajón", añade.

"No estamos probando los detalles, estamos probando las cosas grandes con vistas a Qatar, las piezas nuevas y el motor. Los detalles los probaremos más adelante, porque además no estoy pilotando como acostumbro. Del nuevo motor buscamos más velocidad punta, pero con más potencia es más difícil gestionarlo en las curvas. Ayer teníamos más potencia y menos control, hoy al contrario", explica Márquez.

"Estoy trabajando al revés de lo normal: con gomas nuevas empujo menos y con usadas, más. No puedo pilotar bien, como acostumbro, frenando tarde y fuerte. Tengo que ser mucho más suave", espeta.

"Ahora no podría dar 30 vueltas seguidas. No puedo dejar enfriar el hombro, tengo que rodar. En Qatar no creo que el hombro sea un problema. Tengo un test más allí, luego la carrera. Mi idea es llegar a Argentina al cien por cien. Estoy convencido de que a Qatar llegaré bien, pero también pensaba que llegaría bien aquí", confiesa para concluir.

Malos presagios para Marc.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información