Valentino Rossi echa un jarro de agua fría a la nueva Yamaha

El italiano prepara el látigo

Valentino Rossi está satisfecho a medias.

El piloto italiano ve mejoras en la Yamaha en los primeros test de temporada, pero no los suficientes como para dar el salto de calidad necesario que necesita la firma del diapasón para plantar cara a Marc Márquez.

Preguntado por el nuevo motor, Rossi responde: “Tenemos tiempo para que traigan otro, pero no sé el plan de Yamaha. Si será uno de estos motores de los test o si en febrero traerán algo mejor. Uno es un poco mejor en freno motor; el otro, en aceleración con lo que, al final de la vuelta, es muy parecido. Si tuviera que elegir, no lo sé, quizá el de ayer. Al acabar la vuelta, el rendimiento, es muy similar".

"Yo pienso que decidiremos el año que viene en marzo. Para mí, habrá que decidir en Malasia. De todos modos, decidir entre los dos de aquí no es muy difícil porque son muy parecidos", reitera Rossi.

"Lo que me parece es que, aunque tengo que mirar más los tiempos, lo que me parecía mientras rodábamos, es que vamos bien con la goma nueva, pero, luego, después de varias vueltas, tenemos un ritmo algo más lento respecto a nuestros adversarios. Por lo tanto, digamos que el problema es similar. Será interesante probar en Jerez porque es una pista que me gusta mucho más y porque cuando hicimos el gran premio teníamos muchas dificultades", asegura el italiano.

Respecto a Morbidelli y Bagnaia, sus dos nuevos compatriotas en MotoGP, Valentino asegura que los ha visto “muy bien. Franco ha ido fortísimo. Siempre ha rodado fuerte, pero también Pecco. Será duro. Han estado muy bien. Igual me dan consejos a mí".

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información